Carne Sustentable

El IPCVA presentó un informe sobre el rol de la ganadería en la problemática ambiental.
Carne Sustentable en Agro y Negocios. Noticia de Región Mar del Plata

La ganadería "no es parte del problema sino parte de la solución" a los desafíos ambientales, aseguró un informe encargado por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) a la Red de Seguridad Alimentaria del Conicet, que reunió a científicos y técnicos del país.

El informe "Carne Argentina, Carne Sustentable: la ganadería no es parte del problema sino parte de la solución" fue presentado ayer en el seminario denominado Carne Argentina, Carne Sustentable, realizado de forma virtual bajo el premisa "Cómo la ganadería contribuye a la sustentabilidad de los sistemas agroalimentarios".

"Para el productor, la ganadería es un estilo de vida, no solamente un negocio; por eso, para el productor la sustentabilidad es ambiental -preservar el ambiente en donde se encuentra trabajando-, económica -generar riqueza-, pero también social", afirmó el presidente del Ipcva, Juan José Grigera Naón.

Según Grigera Naón, "para mejorar se necesita tener datos e indicadores precisos generados por la ciencia; esto que parece una obviedad, en los últimos tiempos se ve cuestionado por muchas razones: dogmáticas, intereses creados, desconocimiento, ideológicas".

Para el ejecutivo, "en muchos casos las normas tienen en cuenta razones emotivas y se legisla por las dudas, o se permite algo por las dudas, lo que se llama el principio precautorio, y no con bases científicas".

En la ganadería, señaló, "no se tiene en cuenta la captura de carbono por parte de estos sistemas que son fundamentalmente pastoriles y silvopastoriles, la descarbonización, la captación del dióxido de carbono por las plantas del suelo que se transforman en materia orgánica enriqueciendo así el suelo".

Por otra parte, consideró, se desconoce que "no todos los países tienen las mismas responsabilidades, sino que las responsabilidades respecto al cambio climático y mitigación de los efectos ambientales tienen que ser proporcionada con la contaminación de cada país y no todos por igual".

En ese sentido, remarcó, según surge del estudio, "la ganadería argentina contribuye sólo en un 0,15% a los gases de efecto invernadero de todo el mundo, mientras que sólo dos países son responsables del 50%".

El relevamiento, que involucró a 45 investigadores de universidades nacionales y provinciales, e institutos como el INTA y el INTI, "es un trabajo único y la idea es que sirva para el sector público y privado, para saber qué estamos haciendo bien y qué tenemos que mejorar, y mostrar que la ganadería no es parte del problema, es parte de la solución del problema".

"Sabemos que esto es dinámico, que va a ir cambiando con el tiempo y por eso para el Ipcva esto no queda acá, sino que ya estamos diagramando acciones a seguir y continuar con esta problemática", concluyó.

El estudio relevó la situación actual de la sustentabilidad de la ganadería argentina, en temas como huella hídrica, huella de agua, huella de carbono, emisión de gases, cuidado ambiental y la sustentabilidad como atributo de calidad.