Difundieron el Informe sobre la situación del empleo en Mar del Plata

Un estudio de la Universidad Nacional de Mar del Plata recorre las distintas variables de la situación Sociolaboral del Partido de General Pueyrredon.
Difundieron el Informe sobre la situación del empleo en Mar del Plata en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Se dio a conocer una nueva edición del Informe Sociolaboral del Partido de General Pueyrredon en el que se analiza el impacto de las políticas económicas sobre mercado laboral local y nacional hasta el tercer trimestre de 2021.

El informe, elaborado por el Grupo Estudios del Trabajo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional marplatense, da cuenta que durante los primeros tres trimestres de 2021 se consolida una notoria recuperación económica, con superávit en el frente externo y una reducción del déficit fiscal. No obstante, persiste una inflación elevada motivada por diversos factores concurrentes, entre los que cabe destacar el alza en los precios internacionales de materias primas e insumos de uso difundido, la presión de los monopolios y oligopolios con capacidad de formación de precios y la incertidumbre a que da lugar la falta de un acuerdo definitivo con el FMI, ante la proximidad de los abultados vencimientos que se deberá afrontar durante 2022.

En el escenario laboral se presenta una recuperación de la tasa de empleo respecto al fuerte deterioro ocurrido al inicio de la pandemia. Sin embargo, el nivel de ocupación aún se encuentra por debajo de los valores prepandemia.

A nivel nacional, en términos interanuales aumentaron las tasas de actividad (46,7%) y de empleo (al 42,9%), mientras que disminuyeron la de desocupación (8,2%) y de subocupación (12,2%). Asimismo, se produjo una recuperación de la cantidad de trabajo registrado (+318.038 trabajadores/as).

En Mar del Plata se presentó una reducción de la cantidad de desocupados (-4.000) y un aumento del número de ocupados (+30.000), por ende, aumentó la Población Económicamente Activa (+26.000). Esto impacta en un aumento de la tasa de actividad (se ubicó en el 45,4%), en la tasa de empleo (40,7%), aunque su composición se ha modificado, dado que se redujo la cantidad de asalariados registrados y se incrementó el número de cuentapropistas y asalariados no registrados. Asimismo, disminuyó la tasa de desocupación (10,4%) y creció la subocupación (17,1%) y la presión general en el mercado de trabajo (26,2%).

El trabajo, explica que el nivel de ocupación "aún se encuentra por debajo de los valores prepandemia y, al mismo tiempo, su composición se ha modificado, dado que se redujo la cantidad de asalariados registrados y se incrementó el número de empleados no registrados y cuentapropistas". Asimismo, si bien se redujo la tasa de desocupación, aumentó levemente la proporción de ocupados demandantes, lo que provocó que la presión general se incremente pero sin llegar a alcanzar los niveles prepandemia. Esta dinámica se replicó a nivel nacional aunque con mayor intensidad y con una disminución de la presión general.