Las campañas del El FdT y Juntos son iguales en Mar del Plata

Las dos tienen un discurso lavado que evita la pandemia aunque será el tema más influyente y determinante del voto. ¿Hay chances de que gane el peronismo? ¿Qué elección le espera a Montenegro? Un diálogo con el especialista Augusto Bianchino a dos semanas de las PASO.
Las campañas del El FdT y Juntos son iguales en Mar del Plata en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

El domingo 12 de septiembre hay que ir a votar. Este año se renueva la mitad de la Cámara de Diputados, un tercio del Senado de la Nación, la Cámara de Diputados de la provincia, el Concejo Deliberante y el Consejo Escolar.

Región Mar del Plata dialogó con el Sociólogo. Coordinador del área político-electoral del Observatorio Ciudadano Político y Electoral (OCPE) de la UNMdP, Augusto Bianchino sobre el escenario electoral y se refirió a que no hay diferencias entre Juntos y el Frente de Todos en Mar del Plata, al discurso lavado de las campañas locales, el anti peronismo y las posibilidades de que surja una tercera fuerza.

El especialista que también es Investigador del Instituto de Humanidades y Ciencias Sociales de CONICET se refirió a los ejes temáticos de la elección y adelantó que "se vota una rendición de cuentas de la pandemia. Para aquellos que están más informados -los que saben distinguir una fake news- y evalúan en los términos más racionales posibles con la mayor cantidad de información que puedan tener, el determinante va a ser la pandemia y el gobierno tiene a favor la vacuna".

"El sistema no colapsó, sí estuvo saturado pero no hubo muertos en la calle como en otros países de la región. No tuvimos esa foto y eso cuenta mucho para el ciudadano promedio que está medianamente centrado, indiferente a las posiciones políticas tradicionales", dijo.

Una elección reñida en Mar del Plata
Sin embargo en la ciudad la pandemia no es tema. "En Mar del Plata se ve otro discurso. Que el Frente de Todos acompañó sin ser gestión en la ciudad. Un discurso desarrollista, lavado en el que acompañan a las Pymes, el desarrollo, el progreso, la productividad. Va por ahí pero va por ahí porque no hay incidencia a nivel local. Si lo que estuvo en el centro del debate público fue la pandemia durante un año y medio, claramente va a ser el factor más importante para determinar lo electoral".

Bianchino cree que la elección local será reñida y explicó que se dará ese escenario porque no hay terceras fuerzas. "O voto a Muro (Fernando, el primer candidato de Juntos) o a Sívori (Virginia, primera candidata del Frente de Todos). Las otras fuerzas no tienen arrastre. Debería haber un corte de boleta masivo y esa cultura no es tan clara en Mar del Plata. En algún momento se cortó".

"Hay 26 listas en la ciudad, hay gente que no tiene redes sociales y es candidata. El único que podría incidir es Telpuk", señaló.

Las campañas locales no tienen identidad
Por ahora, las campañas locales carecen de identidad. "Si vos queres decidir a quién votas está muy difícil porque si vos los escuchas hablar el discurso es parecido. Es un discurso productivista de una Mar del Plata que necesita industria, Pymes, no se está hablando de la pandemia, no le conviene a nadie hablar de la pandemia. Todos tienen un discurso productivista, desarrollista y amigable".

"Muro no le apunta a Sívori y Sivori no le apunta a Muro. A lo sumo el Frente de Todos le apunta a la gestión de Montenegro y Juntos a la gestión del Frente de Todos general. Son candidatos similares. No ideológicamente pero si discursivamente. Si a vos no te gusta la política y te presentan a los dos, no vas a encontrar mucha diferencia", advirtió.

El coordinador del área político-electoral del Observatorio OCPE profundizó en ese escenario y contó que "cuando hablas con ellos te dicen que no lo buscaron pero que terminó resultando y se profundiza. Mejor que hablen igual, que no haya diferencia porque jugamos con el arrastre".

"¿Cuál es la diferencia? Uno entiende que hay diferencias por la procedencia política, la trayectoria, pero en ese sentido va a estar reñida. No creo que gane el Frente de Todos acá. Salvo que a nivel provincial haga una elección abrumadora", anticipó y agregó que para eso debería ganar la lista de diputados nacionales en la ciudad y "ganar bien".

El investigador explicó que el Frente de Todos "está yendo por las redes sociales. Pide que convenzan a los amigos, al vecino. Saben que la elección está nacionalizada. Tratan de emparejar en el centro y que los arrastre la gobernación en los barrios. Así capaz que vuelven a hacer una elección tan buena como la anterior. Si no la hacen es que Montenegro gana por diez puntos o Telpuk saca ocho puntos".

Vecinalismos que ya no existen y anti peronismo
"Desde la década pasada el grueso del caudal de votos va para el candidato nacional o provincial. A diferencia de la década del 2000 donde había una territorialización del voto y podía ganar un vecinalismo sin ir anexado a una boleta nacional", analizó.

"Es una de las cualidades que le queda a Pulti (Gustavo, ex intendente, líder de Acción Marplatense) que sobreviva su partido. En otros lugares de la provincia hubo vecinalismos gobernando y ya no existen", manifestó.

¿Cuánto tiene que ver en eso que Mar del Plata sea antiperonista?
-Mar del Plata históricamente tiene un comportamiento del electorado que tiende a no votar masivamente al peronismo. No sé si se puede decir que es antiperonista porque hay una tradición cultural en el comportamiento político que sí hay peronismo y de larga data y hay organización territorial. Mucha más que radical o socialista, un partido que fue hegemónico. Ahora, cuando se va a votar no se replica, no se traduce en votos.

"Sin embargo, en la última elección sí. Hay otro fenómeno: si bien Mar del Plata no tiende a votar al peronismo, el peronismo siempre estuvo dispersado. Ahí hay un plus que ha dado esta nueva hegemonía conducida por Fernanda Raverta que generó dos cosas que no se habían dado nunca. no ganó las elecciones por muy poco y sacó el mayor caudal de votos del peronismo desde el 95", expresó.

"Esa conducción y la capacidad electoral ha puesto en entredicho una Mar del Plata antiperonista. Si nos basamos en la elección, de mínima es mitad y mitad. El desafío no es solo que pueda ganar si no sostener esa capacidad electoral a nivel local".

"Si la sostiene se puede desestructurar ese mito de Mar del Plata antiperonista. Creo que lo va a sostener. No creo que pueda ganar y si gana no va a depender de la estrategia local sino del arrastre nacional", consideró.

Al ser consultado si Juntos puede perder en Mar del Plata, subrayó que es un escenario posible si el Frente de Todos hace una elección mejor que la de 2019. ¿La puede mejorar? "Si pero no en la PASO porque en la PASO va a haber un voto más estratégico y muchos candidatos. Si se vuelve a polarizar, la elección es de Tolosa Paz".

"A favor tienen la imagen de un gobernador como Kicillof, una gestión aceptable. Es la provincia más grande y en proporción la más vacunada. Lleva lista única y no tiene dispersión de votos. Tiene la posibilidad de mostrar una pésima gestión anterior: Vidal tuvo que volver a la Capital. Y la posibilidad de que no haya una tercera fuerza le va a aumentar el caudal de votos", dijo.

¿Randazzo no llegará a ser esa tercera fuerza? "No. Ya mostró en 2017 que no tiene incidencia en el peronismo. Eso es el establishment buscando fragmentar la imagen del Frente de Todos en términos de que ahí no está todo el peronismo. Hay otras listas de esas como la de Moreno o Cuneo. No tienen otro fin que recaudar y te sacan un punto y medio que te puede restar una banca en la redistribución".

"Es un escenario propicio para el oficialismo gane rotundamente", consideró y se preguntó: "¿Va aganar rotundamente? Hay que ver. La oposición está fragmentada, sin candidatos ni gestiones interesantes".