Los vecinos de Félix U Camet denuncian la contaminación por agroquímicos en el barrio

Hace décadas que fumigan en el campo de la estancia La Trinidad que linda con la parte trasera del barrio.
Los vecinos de Félix U Camet denuncian la contaminación por agroquímicos en el barrio en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

La Asamblea Félix U Camet, conformada por vecinos y vecinas de ese barrio cree que el agua, la tierra y el aire están contaminados con agroquímicos. Para determinar la magnitud del problema, trabajaron con el Grupo Aguas de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). 

En principio, analizaron el agua de lluvia para establecer la presencia de plaguicidas en el aire. Los resultados del estudio los darán a conocer el próximo martes a las 13 en el Centro de Salud del barrio y todo indica que generarán más preocupación. 

Al igual que en otras zonas de la ciudad como Sierra de los Padres donde ya se ha demostrado la contaminación del agua, las fumigaciones se practican hace décadas. 

Govinda Cabrera, vecina e integrante de la Asamblea recordó que hace treinta años los vecinos se movilizaban para que se detuvieran las aplicaciones de agroquímicos con aviones. Siempre en el campo de la estancia La Trinidad que linda con la parte de atrás del barrio ubicado en el kilómetro 505 de la ruta 11. 

El campo nunca paró de fumigar, los dueños no dialogan con los vecinos y ni siquiera cuenta con una barrera vegetal. En la actualidad, fumigan con mosquitos, como les llaman a los tractores fumigadores y de noche o a la madrugada para no ser detectados por los vecinos y las cámaras. 

Una modalidad similar han denunciado vecinos del barrio El Marquesado ubicado en el otro extremo de General Pueyrredon a la vera de la misma ruta interbalnearia. En la zona sur también se ha comprobado la contaminación del agua en barrios como Playa Serena

Los problemas de salud se repiten 

Cabrera sostuvo que la Asamblea de Félix U Camet nació en junio de 2017 porque los vecinos veían cómo se enfermaba la gente del barrio. Sobre todo los niños. En 2018, hubo un caso de un adolescente de dieciséis años que tuvo una insuficiencia renal aguda y un médico de una clínica privada de la ciudad relacionó el cuadro con que el chico vivía a unas diez cuadras del campo donde arrojan, entre otros compuestos, glifosato. 

Otros vecinos han tenido problemas de erupciones, manchas en la piel, alergias y dificultad para respirar. Algunos en las horas siguientes a que el mosquito fumigara. Se trata de cuadros que especialistas de todo el mundo han relacionado con la exposición a agroquímicos. 

Además, en terrenos linderos al campo de La Trinidad han muerto animales. Cabrera indicó que una ocasión la muerte alcanzó a unas veinte ovejas.   

Las fumigaciones duran algunas horas pero está comprobado que siempre hay una deriva. Una parte de los agroquímicos viajan por el suelo y por el aire y pueden llegar a varios kilómetros del sitio fumigado. 

Ausencia del municipio y la provincia 

En Mar del Plata hubo una ordenanza, la número 18740, que establecía una franja de mil metros alrededor de centros urbanos en los que estaba prohibido fumigar. Rigió ente 2008 y 2012. 

En 2013, tras un debate que duró varios meses y las protestas del sector agrícola, el Concejo Deliberante aprobó la ordenanza 21296 que eliminó la franja y limitó la prohibición a solo cien metros de escuelas, centros asistenciales y centros de salud o a veinticinco de cursos de agua, clubes, campings, villas deportivas y complejos turísticos.

La Suprema Corte de Justicia bonaerense, en septiembre de 2014, suspendió cuatro artículos de la ordenanza 21296 y restableció la franja. Sin embargo, los organismos municipales y provinciales que deben controlar no dan respuesta y en todos esos barrios continúan las fumigaciones a metros de las viviendas.

La ciudad está rodeada de campos que se dedican al cultivo extensivo, como se le llama a la soja, el maíz, girasol y otros transgénicos, y de cultivos intensivos como los que se practican en el cordón frutihortícola. La provincia de Buenos Aires y la municipalidad saben pero no solo no controlan, tampoco han estudiado la contaminación ni los efectos que producen los agroquímicos en la salud de las personas. 

 

Cómo colaborar con Región Mar del Plata