Vecinos denuncian a Luna Roja por verter efluentes cloacales en el Arroyo Lobería

Asambleístas del barrio manifiestas que proviene de cabañas ubicadas en un lugar donde no podrían haber edificaciones.
Vecinos denuncian a Luna Roja por verter efluentes cloacales en el Arroyo Lobería en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

La Asamblea de vecinos Luna Roja denuncia que cabañas ubicada en el sur de Mar del Plata vuelcan líquidos cloacales en el Arroyo Lobería.

Por medio de un comunicado explican que el Balneario Luna Roja vuelve a ser foco de otro escándalo sanitario por los mismos motivos que durante el año 2020, cuando intervino la Fiscalía Nro 11 especializada en Delitos Culposos contra el Medio Ambiente y la municipalidad de General Pueyrredón dictaminó su clausura mantenida durante once meses, debido a vuelcos de aguas cloacales al Arroyo Lobería y la playa pública.

En esta oportunidad indican que colapsó una cámara séptica situada detrás de cuatro cabañas ilegales, por estar construidas en área de restricción edilicia con respecto a la ribera marítima pero también a la propia ribera de arroyo. Esta cámara séptica forma parte de un sistema cloacal que reúne las aguas servidas de seis departamentos de alquiler, construidos ilegalmente en zona de interfaz, médano/barranco, y las provenientes del Restaurant y los baños de todo el complejo.

Según definen, miles de litros de agua cloacal fueron volcados en los médanos, la playa pública y llegaron a diluirse en las propias aguas del arroyo.

Nuevamente, multitud de personas disfrutando un hermoso día de playa en Chapadmalal, paraje situado a veinte kilómetros al sur de Mar del Plata se encontraron con un espectáculo increíble dentro de una Reserva Forestal y Turística, al sentir olores nauseabundos y aguas servidas con espuma discurriendo hacia el arroyo donde se encontraban niños jugando.

Durante el año 2020, este proceso judicial iniciado por vecinos organizados en una asamblea ciudadana, exigió a los organismos del estado con competencia en servicios sanitarios a dar respuesta y hacer cumplir con las leyes que previenen estos atentados a la salubridad pública y el ambiente. Comenzando con el Ente Municipal de Turismo, quienes ejercen el control de las actividades de los balnearios, fueron puestos en aviso y conociendo el artículo 142 de la Ley 12.257, del Código de Aguas de la Provincia de Buenos Aires, que prohíbe la construcción edilicia a menos de 150 mt. de la ribera marítima.

"Desde la Asamblea Luna Roja, consideramos que este nuevo episodio viene a destapar varias irregularidades. Una de ellas se trata de averiguar qué oficina del estado supervisó y dio los permisos de construcción de este sistema cloacal, hecho a nuevo en 2020. En este punto, sabemos que OSSE no fue, ya que es zona que se halla fuera del radio de su servicio, como lo expresaron en 2020 y procedieron a "retirarse" de la causa abierta, evitando responsabilidades" explicaron.

Vale saber que en enero de 2021 se levantó la clausura del Balneario y pudo volver a funcionar, luego de haber hecho diversas obras en el predio.