Análisis de plaguicidas

El riesgo ambiental causado por el uso de plaguicidas es una dificultad cierta de la producción agropecuaria actual.
Análisis de plaguicidas en Agro y Negocios. Noticia de Región Mar del Plata

La aplicación de plaguicidas en los cultivos de gran escala impone extremar los cuidados para un manejo y uso responsable de esta tecnología. El INTA abordó la temática instalando, años atrás, un Laboratorio de Análisis de Plaguicidas en Balcarce.

Para realizar esta tarea se adquirió un equipamiento de última generación que proporciona información cualitativa y cuantitativa de las sustancias analizadas. Desde la instalación de este equipamiento, se ha generado información tanto de los procesos que tienen lugar en el suelo una vez que las moléculas de plaguicidas llegan a él, como por ejemplo su retención al suelo, su transporte vertical, su degradación por microorganismos y su disipación ambiental por erosión eólica o hídrica del suelo, entre otros.

También se obtuvieron datos de cómo estas sustancias se encuentran en las diferentes matrices ambientales tales como suelo, sedimento, agua superficial, agua subterránea y productos agropecuarios como grano, fibra, miel, por ejemplo.

En este contexto, un ejemplo es la actividad desarrollada por la Ing. Agr. Laura Más. Ella es estudiante de Doctorado en la Universidad Nacional de La Plata y desempeña su actividad laboral en la INTA Quimilí.

La profesional planteó, en su trabajo doctoral, la evaluación del contenido de plaguicidas en muestras de agua de consumo por parte de la población. Los sitios incluyeron aljibes en los cuales se recolecta el agua de lluvia (el principal foco de este muestreo), represas que recolectan agua de escorrentía o traída por un canal y pozos de los que se extrae agua subterránea de las localidades de Sachajoy y Banderas, en la Provincia de Santiago del Estero.

Para este trabajo, que se llevó a cabo entre los años 2014 y 2017, en el Laboratorio de Plaguicidas del INTA Balcarce se analizó la presencia y concentración de 34 moléculas: 30 plaguicidas y 4 metabolitos secundarios en muestras de los alrededores de las localidades seleccionadas.

Una de las observaciones sobresalientes de esta investigación fue que el comportamiento ambiental de los plaguicidas estuvo regido principalmente por las características propias de los principios activos, pero la frecuencia de uso y las dosis aplicadas a campo también jugaron un rol importante a la hora de definir la presencia de un compuesto y su concentración.

Del trabajo surge que las moléculas más frecuentes fueron principalmente herbicidas; atrazina y metolacloro fueron los más abundantes. El glifosato y el ácido aminometilfosfónico presentaron las concentraciones más altas. Casi todos los valores medidos estaban por debajo de los límites de la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU., Pero el 73% de las muestras excedieron el límite de 0.5 μg L − 1 establecido por la Unión Europea para la suma de moléculas. Sin embargo, la evaluación de riesgos mostró que los pesticidas de todas las fuentes presentaban un riesgo potencial bajo para la salud humana a través de la ruta de exposición al agua potable.