Programa bonaerense de Buenas Prácticas Agrícolas al sector productivo

El ministro Rodríguez explicó los objetivos y alcances de esta iniciativa, que busca incentivar la producción sustentable en la Provincia
Programa bonaerense de Buenas Prácticas Agrícolas al sector productivo en Agro y Negocios. Noticia de Región Mar del Plata

El Ministro de Desarrollo Agrario de la Provincia, Javier Rodríguez, presentó ante representantes de entidades rurales, instituciones vinculadas a la producción agropecuaria y empresas del sector, el Programa de Buenas Prácticas Agrícolas - Suelos Bonaerenses. Esta iniciativa busca incentivar una producción sustentable basada en el cuidado del suelo y la aplicación responsable de agroquímicos, a partir de la difusión, capacitaciones en la materia, certificaciones y estímulos económicos.

"El programa se propone no solo impulsar las buenas prácticas agrícolas, sino también visibilizar a los productores que ya las están realizando, definirlas y presentarlas de manera general a la sociedad", señaló el titular de la cartera agraria desde la localidad bonaerense de Guaminí, donde se realizó la presentación.

"Planteamos dos elementos centrales: el cuidado del suelo, es decir que la producción está siendo cuidadosa; y garantizar que se cumplan las normativas y regulaciones en la aplicación de agroquímicos. Estos son dos ejes esenciales", agregó el ministro, que estuvo acompañado del intendente local, José Nobre Ferreira.

La Provincia tiene ambientes muy heterogéneos que le dan riqueza y diversidad a la producción bonaerense, pero también requieren manejos productivos acordes a cada territorio. El laboreo que se realiza en las unidades agrícolas debe abordar de manera integral esta complejidad, ya que de no hacerlo, se obtiene como consecuencia una degradación de los suelos e impacta directamente sobre su rendimiento. Por ello, desde el Ministerio de Desarrollo Agrario se impulsó la creación de este programa para que los productores de cultivos extensivos puedan realizar un manejo productivo que mejore y conserve los suelos, acompañado de una correcta aplicación de agroquímicos.

Según indicaron desde el Ministerio, el programa establece una serie de requisitos mínimos que habilitan el registro de los productores, que consisten por ejemplo en la presentación de un análisis de suelo, con hasta cuatro muestras a cargo del Ministerio de Desarrollo Agrario; y el diseño de un plan de manejo trienal que contemple la rotación de cultivos, la implementación de prácticas agronómicas específicas ante situaciones de erosión hídrica o eólica, y un plan de trabajo tendiente a la reducción de la aplicación de agroquímicos.

Además, esta iniciativa plantea una serie de factores deseables a alcanzar vinculados a la seguridad, higiene y salud ocupacional; a la capacitación del personal; a la gestión de residuos de envases de agroquímicos, de maquinarias, de registros productivos y de procesos; y a la agricultura de precisión.

Todos aquellos que lleven adelante las buenas prácticas agrícolas recibirán las certificaciones correspondientes y podrán acceder a un incentivo económico que variará de acuerdo con la superficie de tierra trabajada en el marco del proyecto, y de la cantidad de factores deseables que cumplan.

"Para nosotros es fundamental generar un incentivo, un impulso para que los productores puedan producir cuidando las características del suelo. La producción debe ser sostenible en el tiempo y enfrenta desafíos, por eso debe ir generando los mecanismos para el cuidado del suelo", destacó Rodríguez.

Los incentivos económicos serán aportes no reintegrables que, para el año 2021, alcanzarán hasta un 10% de la tasa inmobiliaria para superficies de hasta 600 hectáreas; hasta un 6% para quienes produzcan entre 600 y 1000 ha; y hasta un 3% para superficies de entre 1000 y 5000 ha.