Turismo, incertidumbre y expectativas en base a una apertura regional

Fue uno de los rubros netamente castigados por la pandemia y pese a que se trabaja en diversas estrategias, tampoco hay certezas de lo que pueda suceder próximamente.
Turismo, incertidumbre y expectativas en base a una apertura regional en Regionales. Noticia de Región Mar del Plata

A poco más de cinco meses de la temporada de verano no hay un panorama claro que sucederá con la actividad turística en un país paralizado por la pandemia de Covid-19, más allá de una apertura que tarde o temprano llegará, aunque sin que se tengan demasiadas perspectivas sanitarias y económicas.

En dialogo con Región Mar del Plata, el licenciado en Turismo, Jorge Cañueto, aseguró que "lo único real que existe hoy es incertidumbre, nos paramos el algunos puntos para obtener un diagnóstico y poder proyectar. Igualmente hay un cierto consenso generalizado, en el cual estoy de acuerdo, que la apertura comercial va a ser muy lenta en todos sus pasos".

Debido a su experiencia como docente hace 26 años en la Universidad de Mar del Plata, Cañueto hace un análisis que vas más allá, al asegurar que, "hay una cierta incongruencia en la gente en quererse despertar de esta pesadilla y querer vivir como era antes, resistiéndose al cambio y sin muchas ideas de cómo seguir. Es como tener ganas de salir, pero sabiendo que si lo hace se genera un peligro".

Dentro del panorama confuso, cuando se produzca la reactivación de esta actividad, la competencia interna será intensa, por lo que ahí entrará en juego la calidad de la oferta.

"Ahí se abren puntos a favor y en contra, de acá al verano deseamos que la situación cambie y muchas de las personas seguramente no van a elegir irse afuera por la cuestión sanitaria. Además al estar limitados los transportes públicos la tendencia en que las movilizaciones no sean demasiado largas en vehículos propios. En contrapartida la cantidad de visitantes se verá reducida", reflejó Cañueto.

"La cercanía de Buenos Aires y conurbano, más tener Mar del Plata tan cerca quizá permita ilusionarse a otras distritos aledaños, especialmente a Miramar, con un turismo que en principio va a empezar bajo modalidad regional por períodos cortos para luego ir extendiéndose de manera gradual", se explayó.

Los cambios parecen haber llegado para quedarse en todas las cuestiones ligadas en la actividad, algo que no escapa a la formación de nuevos profesionales del turismo.

"Esta crisis obligó a generar modificaciones estructurales muy fuertes, que si hubieran sido propuestos en otro contexto, hubieran generado mucha resistencia. De hecho en este cuatrimestre la institución y docentes tuvimos que adaptarnos a las clases, los formatos son diferentes y las modalidades las tuvimos que ajustar", reflejó.

"Los parámetros acostumbrados por la mayoría fueron modificados sobre la marcha, pero nos generó a la vez un enorme aprendizaje e hizo mejoras con instrumentos que serán utilizables si volviéramos a las clases presenciales", aseveró Cañueto.

Agencias de viaje
Actualmente, las agencias de viaje se encuentran prácticamente paralizadas y como experimentado comerciante de ese rubro, también brinda una reflexión sobre ese tema. "Hay bastante movimiento interno en cuanto a reuniones del sector ya que en su mayoría las empresas están sin actividades. Institucionalmente, mantenemos contactos con el Ministerio de Turismo de la Nación a raíz de un anteproyecto de ley que esperamos se apruebe para reactivar el sector con un plan de salvataje de exenciones impositivas".

"Pensamos que la venta comenzará de febrero en adelante, veremos que se puede mejorar en una supuesta implementación con paquetes y créditos de por el 50% del valor final, mediante una tarjeta para gastar en gastronomía u otras compras en ese destino", concluyó Cañueto.