El vivero de Miramar es objeto de controversias

Acusan al municipio de cortar árboles indiscriminadamente y la comuna explica las tareas que realizan en el bosque vivero.
El vivero de Miramar es objeto de controversias en General Alvarado. Noticia de Región Mar del Plata

El Vivero Dunícola Florentino Ameghino es el principal pulmón verde de Miramar. Sus más de 500 hectáreas fueron implantadas a partir de 1924 para detener el ingreso de las dunas a la ciudad.

Los árboles están viejos y han sufrido tormentas, incendios y el flujo constante de visitantes que también impactan en su hábitat. Por otra parte, la forma en que fueron plantados también atentan contra su permanencia, ya que estar tan juntos los árboles crecen delgados y esto atenta contra su estabilidad y cuando caen dañan a sus vecinos, algo que puede verse claramente en el Bosque Energético en el que se han perdido gran cantidad de ejemplares.

Días atrás circuló un video filmado en el vivero de Miramar, donde puede verse a empleados del municipio cargando leña en un acoplado. El material que pudo compartirse en redes sociales da a entender que la leña procede de la tala de árboles vivos que la comuna tala indiscriminadamente con el fin de entregar leña a los vecinos que la necesitan para calefaccionarse o cocinar.

Asimismo, el grupo de vecinos denominado Asamblea en Defensa del Vivero emitió un comunicado donde reclaman "la falta de un plan de reforestación certero y viable". Además, manifiestan que "En más de una oportunidad, la Asamblea presentó, mediante las vías correspondientes, un Proyecto de Ordenanza para la generación de un Plan de Manejo Integral de la Reserva Natural Vivero Dunícola Florentino Ameghino, y conformación de una dirección idónea para el llevarlo a cabo".

La cuestión sobre la tala en el vivero no es nueva y las respuestas por parte de la comuna son similares. Esta es época de limpiar y ralear los rodales, esto mismo nos dijo el Director Forestal del municipio, Mariano Bove.

"Estamos trabajando constantemente en el Vivero y el período entre mayo y agosto se utiliza para este tipo de tareas como limpiar y sacar los árboles caídos, que muchas veces dañan a otros como también obstaculizan los accesos" explica el funcionario a cargo del Vivero Municipal.

La época de siembra es de septiembre a diciembre y luego, hasta mayo se dedican al riego y otro tipo de cuidados para evitar que las especies plantadas no lleguen a crecer. "Muchas veces tenemos que replantar para que les dé mejor el sol y crezcan más rápido" detalla Bove que además aclara que en muchas zonas se alambra para proteger a las especies jóvenes que también sufren el daño por parte de los visitantes, cuando no son robadas.

"En los últimos 3 años llegamos a poner 1.500 pinos y 500 eucaliptus, muchos de ellos ya tienen buen tamaño" comenta el Director Forestal, que además aclara que son todas especies producidas por el Vivero local. Actualmente, la generación de nuevos ejemplares, tanto de árboles como florales (que se utilizan para plazas y paseos) se realiza en 3 invernáculos, 10 almacigueras y una serie de canchas de producción que en estos momentos están cubiertas para proteger a las plantas de las heladas.

También trascendieron videos de parte de la comuna donde se puede ver el trabajo que realiza el vivero en materia de producción y otro material en el que se explica cuáles son los árboles que se cortan y donde demuestran que son ejemplares secos o caídos.

La Dirección Forestal y de Espacios Públicos tiene a cargo el Vivero, las plazas y parques y la reserva de Bristol, lugar en la que se han dado conflictos recientes con leñadores que cortan ejemplares para comercializar la madera.

Sobre el volumen de la masa forestal, parece que haría falta que se incremente la cantidad de especies, tanto en el vivero como en todos los espacios públicos, pero eso deberán evaluarlo especialistas. Por otro lado, estas acciones deben realizarse seleccionando cuales son las especies más adecuadas y en qué lugares.



Pensar la seguridad
Otra cuestión a tener en cuenta son espacios de cortafuego que permitan evitar que se propaguen rápidamente los posibles incendios que son la gran amenaza del Bosque Vivero.

En el Vivero de Miramar existe un cuartel de bomberos con una guardia permanente, como también un destacamento de policía montada, garantizando ciertos niveles de seguridad, aunque la superficie a cubrir es muy importante.

Asimismo, una de las especies que más ha proliferado en el predio es el aromo, que se destaca por su practicidad para fijar dunas pero que se multiplica rápidamente, cortando accesos, y no permitiendo que crezcan las especies de altura. También es un facilitador para que en caso de un incendio, el fuego gane altura y llegue a la copa de los árboles.

Mientras tanto, la Subsecretaría de Riesgo y Emergencia del Ministerio de Seguridad de la Provincia se encuentra realizando un relevamiento de los macizos desde la Bahía de Samborombón hasta Ingeniero White, de cara a elaborar un informe de riesgo de incendio forestal e interface, estudiando las diferentes alternativas en vistas de la llegada de turistas, el calor y los posibles focos que se den en la región. Este trabajo puede ser de gran utilidad para que autoridades locales puedan contar con alternativas que sirvan para prevenir males mayores.

Los actores involucrados son diversos y deberán trabajar en conjunto para arribar a las mejores conclusiones, planes y acciones.