Francesca necesita que la escuchen

Los padres de una nena de Miramar luchan por que IOMA autorice los audífonos que necesita para poder oír.
Francesca necesita que la escuchen en General Alvarado. Noticia de Región Mar del Plata

Los padres de Francesca solicitan que IOMA autorice los audífonos que su hija necesita para poder escuchar. La niña de siete años tiene un diagnóstico de hipoacusia neurosensorial severa profunda bilateral prelingüal. La sordera provocó un retraso en la adquisición del lenguaje, por lo que la solución es una interface que le permita escuchar y de esa manera poder hablar.

"En el mes de octubre del 2019 empezamos una sería de estudios auditivos y a fines de noviembre llegamos a este diagnóstico. En el mes de diciembre del año pasado presentamos todos los estudios y presupuestos que requiere IOMA para la provisión del equipamiento" explican Fabricio y Marina, que ya han pasado por la necesidad que la obra social actúe con premura ante otros problemas de salud con que debió lidiar la pequeña .

Como era de esperar, desde ese momento hasta ahora hemos realizaron los reclamos correspondientes sin obtener resultado. "Entendemos que está pandemia ha modificado los tiempos pero ya es momento de tener una respuesta. Es urgente no seguir perdiendo más tiempo, ya que la audición de nuestra hija se está deteriorando y eso afecta al normal desarrollo del habla, del lenguaje y del aprendizaje" declaran los papás.

"Fran aprendió a conocer el mundo desde otro lugar, pero es su derecho tener sus audífonos y es obligación de IOMA autorizarlos" aseguran.

"Durante la noche de ayer y la mañana de hoy, muchas personas se comunicaron para brindarnos su apoyo y colaboración y hoy a la mañana nos llamaron de discapacidad nacional, IOMA director regional y la Defensoría del Pueblo, quienes mostraron compromiso por el caso de Fran" detallan.

Al respecto, definieron que el director de IOMA les explicó que está en etapa de compras a la espera de una resolución, por lo que la historia podría tener una resolución pronto, aunque el funcionario no brindó precisiones de tiempos. En estos casos la burocracia y los tiempos de los organismos no se condicen con las necesidades de pacientes que deben atravesar una serie de penurias y angustia para poder llegar a una solución, que no siempre se realiza a tiempo.

La pareja también agradeció "a la gente que se ofreció a colaborar económicamente o a prestarnos algún tipo de audífono".