Julio Bárbaro en Miramar

Julio Bárbaro en Miramar en General Alvarado. Noticia de Región Mar del Plata

“Creo que lo más importante es la dignidad; se puede ser peronista o radical, pero no se puede ceder sus principios por un cargo. Hay una cantidad enorme de funcionarios que eran mis amigos a los que no quiero saludar mas, porque ellos decidieron convertirse en olfas del Gobierno”, afirmó el dirigente Julio Bárbaro, en el transcurso de una charla realizada en el Multiespacio Leopoldo Marechal, en la ciudad de Miramar. Bárbaro, a quién acompañaban los anfitriones del encuentro, el Senador provincial Patricio Hogan y el Intendente Municipal, Germán Di Césare, dijo también: “yo entré al peronismo porque era la expresión de la rebeldía; el kirchnerismo es la expresión de la alcahuetería, es la negación del peronismo, es la expresión de la obediencia debida. A Perón no se le obedecía. Perón contenía izquierda, centro y derecha y cada uno mantenía su pensamiento y además lo expresaba; cada uno decía lo que pensaba”. “Si hubiéramos sido como el Kirchnerismo hubiéramos durado cinco años. Perón decía que conducir era poner voluntades en paralelo. Kirchner pensaba que era ponerlas en cortocircuito. La idea de que el poder económico era superior al poder político, que hoy es el drama que tenemos los argentinos, por los que creen que el poder de la guita es más que el poder de la conciencia.” Yo le decía a un empresario de Buenos Aires: vos tenés la soberbia de la billetera y yo la guardo en la inteligencia, es distinta nuestra concepción de vida”. “Creo que lo importante del Santo Padre es la idea de que el poder es la conciencia, es la sabiduría, es la capacidad de entender a los demás. Eso también era Perón.”
Por su parte, Patricio Hogan afirmó que “es importante entender que debemos aprender a convivir como sociedad evitando profundizar diferencias que no hacen más que enfrentarnos entre vecinos y hasta quebrando familias que se ven atrapadas en un discurso y una actitud que nos aleja. Nosotros trabajamos día a día para aportar propuestas que ayuden a superar las diferencias, dentro de la democracia y buscando un norte que nos proponga un futuro mejor para nosotros y las futuras generaciones”. El legislador agregó que “el peronismo debe seguir avanzando sobre la idea de cohesión social. Desde el Frente Renovador estamos ocupándonos de cuestiones concretas y urgentes, tratando de quebrar un relato que no aporta a la solución de los problemas cotidianos de los argentinos, que quieren que la dirigencia política resuelva los problemas de inseguridad la inflación y la desigualdad, entre otras cuestiones que nos obligan a estar más unidos que nunca.” En ese orden, y ante la decisión de decretar el estado de emergencia de seguridad pública en el territorio bonaerense, Hogan afirmó su satisfacción “porque se tomen cartas en el asunto desde el Ejecutivo provincial. Días atrás, cuando presentamos el proyecto para solicitar la emergencia de seguridad para Mar del Plata, nos tildaron de oportunistas, sin entender el fondo de la cuestión y aceptar que la inseguridad ganó la calle y necesitamos darles soluciones a los vecinos. “Estas medidas anunciadas por el Gobierno de la Provincia, -afirmó-, no hacen más que demostrar el fracaso en materia de seguridad en los ya siete años que lleva de gestión, porque esta situación que hoy vivimos no empezó ayer sino que, lamentablemente, se viene agravando año tras año. Tal cual lo afirmó Sergio Massa todos los legisladores nos ponemos a disposición de la Provincia para trabajar en una solución definitiva”.
Por su parte, el Intendente Municipal, Germán Di Césare, manifestó que “cuando iniciamos las sesiones del Concejo Deliberante, exhortamos a todas las fuerzas políticas a trabajar en conjunto, escucharnos y debatir con respeto, buscando las mejores alternativas para nuestro distrito; esto es lo que proponemos, hacemos y solicitamos a nuestros vecinos, dejando atrás las divisiones infantiles que bastante daño han hecho a la comunidad”. “Es fundamental, -dijo finalmente- nutrirnos de la experiencia y comprender estos procesos para interpretar la realidad y planificar el futuro, y no hacerlo únicamente desde un despacho sino junto a la gente, que son los principales actores de la democracia”.