Los scouts vuelven funcionar en Miramar

Quitrahué comienza a trabajar e la ciudad y espera el paso de la pandemia para convocar a los chicos.
Los scouts vuelven funcionar en Miramar en General Alvarado. Noticia de Región Mar del Plata

El movimiento scout se encuentra presente en muchas ciudades de nuestro país y durante años, niños y jóvenes se han formado en los valores que propone el sistema creado por Baden Powel en 1910.

En Miramar, supo haber grupos scouts, en los 80 vinculados a la parroquia San Andrés y luego, surgieron distintas propuestas vinculadas los diferentes vaivenes de la institución que a nivel local y nacional tuvo varios cambios.

Recientemente, el Grupo Quitrahué volvió a formarse, contando con dirigentes que han pasado por el escultismo y que afrontaron la posibilidad de abrir nuevamente bajo el paraguas de Scouts de Argentina un espacio para que los chicos puedan tomar contacto con esta maravillosa experiencia de educación no formal, que propone la valoración de su entorno, especialmente en el marco de la vida en la naturaleza.

Por tal motivo, dialogamos con Elizabet Da Consaisao, Jefa del Grupo que acaba de recibir la notificación del Distrito que proporciona el visto bueno para el funcionamiento de Quitrahué en la ciudad "La idea viene en la cabeza de muchos de nosotros hace mucho tiempo, porque sentimos la necesidad de dejar el legado del movimiento scout en la ciudad" "Es un espacio de fortalecimiento para niños y jóvenes con el cual no contaba Miramar".

"La Pandemia fue un factor fundamental para activar el grupo, porque el rol que podrían cumplir los scouts es muy importante, teniendo en cuenta que hace falta mucho trabajo voluntario y esa es una parte muy importante de las acciones que llevamos adelante" continúa la eferente de los scouts en Miramar.

Además, comenta "Los dirigentes sentimos la necesidad de realizar servicios comunitarios, para eso no hemos formado". Quitrahué fue una formación que se fundó en 1991 y durante años fue la escuela de gran cantidad de chicos de Miramar que encontraron un espacio para poder desarrollar otras inquietudes y descubrir la conexión con un movimiento mundial que en cada lugar tiene sus particularidades.

En 2007 la agrupación dejó de funcionar y muchos de los jóvenes de ese entonces han tomado la iniciativa de volver a generar la propuesta que hoy ya se encuentra en funcionamiento pero por el momento sin chicos, ya que la pandemia no permite que esto suceda.

"Cuando se pueda, evaluaremos cuando abrimos las puertas y lanzaremos la convocatoria, por el momento seguimos preparándonos y capacitándonos, ya que en Scouts de Argentina hay un proceso de formación permanente para los dirigentes. La idea también es utilizar este tiempo para articular con otras instituciones de la ciudad, que nos conozcan y divulgar el escultismo como forma de vida" afirma Elizabet.

Al finalizar, la Jefa nos comenta "Para nosotros es un desafío muy importante, más en estos tiempos donde podemos ofrecerles un espacio de expresión, crecimiento y desarrollo, valorando la vida en comunidad".