Acto virtual del movimiento Ni Una Menos

Organizaciones marplatenses reclaman la declaración de emergencia, así como políticas públicas urgentes y una reforma judicial democrática y feminista.
Acto virtual del movimiento Ni Una Menos en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

El Movimiento de Mujeres y Diversidad Mar del Plata Batán convoca a un evento virtual frente a una nueva edición de la movilización bajo la consigna Ni Una Menos. Esta iniciativa se realizará via ZOOM, a las 19.00, donde participarán familiares de victimas de femicidios, organizaciones del movimiento de mujeres, autoconvocades y artistas locales.

De esta manera, la organización afirma "A 6 años del primer #NIUnaMenos que conmocionó a nuestro país con el femicidio de Chiara Paez, hoy nos encontramos en medio de esta pandemia que nos preocupa y alarma no sólo desde lo sanitario sino también por la situación de agravamiento de la violencia de género".

También da cuenta que la emergencia sanitaria ha profundizado las desigualdades existentes y como tal se han incrementado las violencias por motivos de género. Los femicidios, travesticios y transfemidicios sucedidos en el último año reflejan el agravamiento de la desigualdad en el contexto actual.

Ante este panorama, el Movimiento de Mujeres y Diversidad de Mar del Plata Batán expresa exigencias concretas prioritarias para erradicar definitivamente la violencia machista.

Por tanto, reclaman políticas públicas urgentes con enfoque de derechos humanos, perspectiva de género con presupuesto acorde a la gravedad de las vulneraciones de derechos a mujeres y disidencias a efectos de garantizar su asistencia integral, oportuna y efectiva a quienes hoy están en situación de violencia, y asimismo políticas públicas sostenidas en el tiempo para erradicar definitivamente la violencia patriarcal.

De la misma manera, manifiestan que el gobierno del Intendente Montenegro no ha dado respuesta en ninguno de los dos sentidos indicados "En el corto plazo sigue sin dar respuestas a las mujeres y disidencias en situación de violencia. Han implementado la política pública de la lista de espera, toda persona afectada por una situación de violencia deberá esperar, con el riesgo que ello conlleva, y que ya sabemos puede ser la muerte. Lista de espera para recibir botón antipánico, para asistencia psicológica. Los retrasos en los pagos de las asignaciones económicas (becas de vulnerabilidad), la falta de patrocinio en las causas judiciales de violencia familiar, son una constante de esta gestión".

Además, dan cuenta sobre la falta de ejecución del presupuesto municipal de partidas presupuestarias para el área de políticas de género marplatense. En el presupuesto del ejercicio para el año 2020 se aprobó suma presupuestaria para la construcción de un Hogar de Medio Camino, construcción que se realizará con sumas provenientes del gobierno nacional. "¿Nos preguntamos qué destino se le dio a las partidas aprobadas del presupuesto municipal? La respuesta es obvia, no fueron destinadas para mejorar la atención y asistencia a personas en situación de violencia" afirman.

Por otra parte, declaran que sigue sin efectuarse los nombramientos de personal necesario y requerido para el área de políticas de género, contando con la atención de profesionales "a préstamo" de otras áreas.

Además, comprenden que en el largo plazo no hay nada. "No solo incumplió con su promesa de jerarquizar el área a efectos de pensar una política pública con la necesaria transversalización de la perspectiva de género, sino que tampoco hay programas, proyectos y acciones (salvo alguna iniciativa aislada) por fuera de la atención a las personas en situación de violencia doméstica, las otras modalidades de violencia no son consideradas para ser atendidas, cuando sabemos que la violencia patriarcal resulta de un entramado de diferentes formas que se interrelacionan y tienen como consecuencia la vulneración del conjunto de los derechos humanos de mujeres y disidencias".

Más allá de los reclamos a la gestión local arguyen "nos alarma que la violencia de género no se encuentre dentro de las prioridades del gobierno, una y otra vez lo afirmamos: el Estado debe asumir su obligación de promover y hacer efectivas las políticas públicas, con presupuesto acorde y necesario, que prevengan y erradiquen la violencia de género, conforme obliga la ley 26485 y las Convenciones Internacionales de Derechos Humanos".