Es baja la calificación laboral de los marplatenses

Para muchos es muy difícil el acceso a la capacitación y formación laboral. Ya no sólo asustan los índices de desempleo de Mar del Plata y Batán sino que cada vez hay trabajos de menor calidad. Aumenta la precarización, la informalidad y la pérdida de derechos.
Es baja la calificación laboral de los marplatenses en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

La secretaria adjunta de la CGT regional Mar del Plata, Adriana Donzelli, analizó la situación del empleo en la ciudad que atraviesa el peor momento desde 2001 2002. Nadie puede soslayar que la crisis de desocupación es estructural. No obstante, se ha profundizado no sólo por los altos índices de desempleo. "Aumentó muchísimo la informalidad laboral y la precarización. Viene todo de la mano", advirtió Donselli.

"Proliferan las personas que trabajan de forma independiente a falta de fuentes genuinas de trabajo formal. Por otro lado, hay muchísimo trabajo no registrado y mucho en situaciones precarias, subregistración y condiciones deficitarias. Todo arranca por la desocupación que tiene todos estos efectos adversos para los trabajadores", explicó.

En ese concepto coincidió con el doctor Eugenio Actis quien manifestó que hay una caída en los trabajos asalariados y un crecimiento del cuenta propismo.

Donzelli valoró al turismo como generador de empleo aunque advirtió que muchos de los puestos relacionados a esta actividad, además de ser temporarios, son precarizados. "No se ha logrado, a lo largo del tiempo, que la industria turística genere puestos de trabajo de calidad. El sector gastronómico y de comercios tiene una enorme informalidad".

La industria textil siempre ha generado empleo. Sin embargo, es una actividad donde también ha aumentado la precarización y la falta de registración: "El trabajo se ha trasladado a los domicilios de la gente. Entonces son relaciones de dependencia encubiertas bajo una forma autónoma".

Según Donzelli, muchas personas que perdieron su trabajo formal manejan taxis o remises o invirtieron en negocios pequeños como los kioscos. "Encontraron un ingreso familiar pero carente de derechos", dijo.

La franja donde se registran más problemas es la de las mujeres jóvenes de entre 18 y 29 años. "Hay un prejuicio de que la mujer pueda quedar embarazada y eso sea un problema para el empleador. Además vivimos en una sociedad que descarga sobre las mujeres la atención de familiares enfermos, los cuidados y te castiga si faltas al trabajo porque un hijo se lastimó. Hay que barrer esos obstáculos".

Es difícil el acceso a la capacitación
La dirigente señaló que el problema se profundizó a partir de 20016, 2017 y 2018 por la poca capacidad del estado y la poca decisión política para controlar la calidad del trabajo. Ahora, están tratando de mejorar las condiciones con un reclamo muy fuerte de la CGT y un compromiso asumido desde el Ministerio de Trabajo.

Luego, coincidió con otros actores en que cada crisis nacional parece haber impactado en mayor medida en Mar del Plata. Eso se suma a que "hay una baja calificación para el empleo en la ciudad. Tiene que ver con un alto nivel de marginalidad, el aumento de la pobreza, las dificultades de muchos sectores para acceder al estudio, la capacitación y la formación".

"En Mar del Plata tenemos grandes cordones en los barrios que rodean el centro. Este crecimiento tan desigual, tan concentrado ha generado que en muchos sectores y para muchos marplatenses, acceder a la capacitación sea muy difícil", describió.

La CGT, el ministerio de Trabajo, la dirección de Educación bonaerense y los gremios trabajan con ese objetivo. "En Mar del Plata hay ofertas de centros de formación profesional de mucha calidad. Tenemos que hacer que sean accesibles para las personas que necesitan capacitarse".

La falencia se ve, por ejemplo, en el puerto. "La industria naval está en expansión. Mueve un montón de mano de obra pero requiere de una serie de oficios donde falta personal calificado", explicó Donzelli.

Inversión, desarrollo industrial y atacar la informalidad
La referente de la CGT consideró que para combatir la problemática hace falta un proyecto político con una serie de medidas que apunten a lo mismo. "Una inversión estatal muy fuerte. Obra pública que la ciudad, además, necesita: hay barrios que se inundan, no tienen alumbrado y no tienen asfalto. Así no sólo se genera trabaja si no que los vecinos tengan mayor accesibilidad a los servicios y al resto de las actividades".

"Hay que promover determinadas industrias que muevan muchos puestos de trabajo. El Parque Industrial tiene mucha capacidad para desarrollar", dijo y agregó que "el puerto con el procesamiento de pescado tiene mucho potencial que hoy se canaliza arriba de los barcos".

informalidad empleo

Luego, mencionó al cordón frutihortícola como otro sector que puede dar más. "Mar del Plata tiene todo lo que es trabajo que se mueve en una economía informal. Hay un enorme volumen económico que está en la informalidad y eso es un deterioro para el estado. Tenemos que promover una mayor calidad del circuito económico".

"Todo lo que va a la informalidad no se redistribuye. Creemos que es la matriz del problema. Hay que traer ese dinero a la economía formal para que se pueda hacer una correcta redistribución y el estado articulando pueda reinvertir esos dineros en sectores que necesiten impulsos. Sea en el sector privado, obra pública, en servicios públicos como salud, educación. Hay una necesidad de un estado más fuerte. Hoy no llega a todos los habitantes", analizó.

Las flexibilizaciones nunca generaron más empleo
Donzelli se hizo eco de los debates que han dado en los últimos meses y aclaró que el recorte de derechos nunca trajo más empleo. "Las flexibilizaciones aborales nunca trajeron más empleo".

"La generación de empleo se da cuando se reactiva la economía, cuando recupera poder adquisitivo el salario, cuando empieza a andar el circulo virtuoso del mercado interno. Cuando se sustituyen importaciones. Poder promover la industria local, avanzar en la manufactura de los productos de Mar del Plata. Hay una serie de puntos vinculados a generar empleo", enumeró.

Además, coincidió con otros analistas al dejar en claro que habrá más trabajo si Mar del Plata además de dar buenos servicios turísticos, cuenta con industrias que funcionen todo el año.

Ante los discursos según los cuales los derechos laborales que muchas veces son resultado de luchas que se dieron durante décadas, hoy son obstáculos para el crecimiento, manifestó que es son una tendencia a nivel mundial. "Quieren instalar la fantasía de que lo mejor que te puede pasar es trabajar libremente. Lo maquillan de cosas positivas pero para el trabajador es negativo".

También están las nuevas formas de trabajo como los deliverys. "El capitalismo las acomoda para que sigan beneficiando la acumulación de unos pocos en detrimento de los trabajadores. Eso se resuelve con mucho sindicalismo, gobiernos populares y representantes de los trabajadores en el ámbito legislativo. Para que no se pueda avanzar sobre los derechos que ya tenemos y para avanzar en una regulación de estas modalidades que hoy están totalmente precarizadas. Que un trabajador de delivery tenga que discutir cuál es su jornada laboral o pelear por un día de descanso atrasa cien años".