Incrementarán controles sobre las mascotas

Todos los perros deberán estar con collar de ahorque, correa, bozal y vacunados a la hora de circular por la vía pública y, en el caso de los potencialmente peligrosos, deberán tener a instalación de un microchip. A su vez se controlará que no permanezcan en espacios públicos, especialmente, en playas.
Incrementarán controles sobre las mascotas en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

El intendente marplatense, Carlos Arroyo, encabezó hoy una conferencia de prensa en la cual detalló lo realizado por el Departamento de Zoonosis municipal en lo que va del año. También anunció modificaciones a la ordenanza 22.031 de Tenencia Responsable de Mascotas en casos de mordeduras o incumplimiento a las condiciones que deben cumplir lo animales a la hora de circular por la vía pública. Asimismo, Arroyo brindó detalles de la obra del Centro Municipal de cuidado, tratamiento y refugio de perros en Laguna de los Padres.
Se informó que, en lo que va del año se colocaron 6830 vacunas antirrábicas, 9178 animales fueron castrados, 235 fueron dados en adopción responsable y 57 fueron rescatados por maltrato animal.
Al respecto, el Intendente precisó que “vamos a cambiar el criterio que se ha tenido en los últimos tiempos con relación al tema de animales. Estamos trabajando sobre modificaciones a la ordenanza vigente 22.031 para agravar las sanciones en caso de descuidos a la hora del manejo de animales de cierto peligro por la potencia en sus mandíbulas”.
Seguidamente, Arroyo señaló que “el perro no es peligroso por sí mismo, salvo que no se conozca como manejarlo. Si sale con correa, collar, bozal y vacunas, nunca va a ser un problema. El problema aparece cuando la persona no es responsable. Los culpables no son los animales, somos los seres humanos que no cumplimos con las normas mínimas de seguridad con respecto a los animales. Esta legislación que impulsamos nunca va a propugnar la eliminación del animal, estamos absolutamente en contra de dar muerte a un animal. Por lo tanto, vamos a agotar todos los recursos para adiestrar al animal y, llegado el caso que nada funcione, lo mantendremos con vida hasta que la naturaleza haga su trabajo”.
La ordenanza 22.031 establece las condiciones que deben cumplirse para la tenencia responsable de mascotas en el caso de circular por la vía pública como el uso de correa no superior a 2 metros de longitud, collar de ahorque, bozal, vacuna antirrábica y un seguro de responsabilidad civil para la cobertura de posibles daños que puedan ocurrir. Además, en el caso de perros potencialmente peligrosos, deberán contar con un microchip de identificación el cual contiene datos del animal y del dueño, las vacunas recibidas, datos del veterinario, entre otros. A su vez, este tipo de animales deben estar inscriptos en el Registro Municipal Canino (ReMCa) antes que cumplan los ocho meses de vida.
Los perros potencialmente peligrosos son los que pertenecen a alguna raza que por su potencia de mandíbula, musculatura, talla y temperamento agresivo pudieren causar la muerte o lesiones graves a las personas u otros animales, como por ejemplo: Airedale Terrier, Akita Inu, American Staffordshire Terrier, American Pitbull Terrier, Bóxer, Bullmastif, Bull Terrier, Cané Corso, Doberman, Dogo Argentino, Dogo Alemán, Gran Danés, Dogo Canario, Presa Canario, Dogo de Burdeos, Fila Brasileño, Gran perro Japonés, Kuvas, Mastiff (Mastín Inglés), Mastín napolitano, Ovejero Alemán, Ovejero Belga, Pastor del Cáucaso, Rottweiler, San Bernardo, Schnauzer Gigante, Staffordshire Bull Terrier, Viejo Pastor Inglés.
También se considera dentro de este grupo a las cruzas de las razas anteriormente nombradas; los que sin pertenecer a las tipologías antes descritas, hayan sido entrenados tanto para defensa como para ataque; los perros que por su tamaño o capacidad de mordedura sean susceptibles de provocar grave daño a terceros; y los que registren más de dos mordeduras en el transcurso del año, en circunstancias tales que demuestren su agresividad.