La opinión de los marplatenses frente a la pandemia

El Trabajo desarrollado por Mar del Plata entre Todos permite conocer como repercute la pandemia y el consecuente aislamiento en la ciudad.
La opinión de los marplatenses frente a la pandemia en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

La Red Mar del Plata entre Todos presentó hoy los resultados generales de la encuesta sobre La opinión de los marplatenses frente al COVID-19. El trabajo, según indican, buscó reflejar las percepciones de los residentes del distrito sobre distintas temáticas vinculadas con los efectos del aislamiento social, indagando sobre el nivel de cumplimiento y de compromiso de distintos actores sociales, el grado de confianza en distintas fuentes de información y las consecuencias esperadas de esta crisis.

La encuesta se realizó on-line, antes de que se realizara la Prueba Piloto de apertura de comercios minoristas en Mar del Plata. El gran nivel de participación y consiguiente variabilidad de la muestra permite inferir para el total de la población, habiendo contado con 5382 formularios completos.

Del trabajo presentado, se percibe en un nivel medio el grado de cumplimiento del aislamiento social preventivo y obligatorio durante la última semana. Es de destacar que quienes respondieron, se autoperciben a sí mismos más respetuosos de la cuarentena que lo que ellos afirman sobre los demás.

Como nos tiene acostumbrados la ONG marplatense, el trabajo abunda en información que sirven para contar con una fotografía en datos sobre el acontecer de Mar del Plata. Con respecto al impacto económico del Coronavirus, se puede observar que las expectativas se tornan más pesimistas cuando el foco está puesto en la ciudad. El 97% cree que la economía de Mar del Plata se verá entre bastante y muy afectada.

De la misma manera, la sensación de que la economía marplatense se verá fuertemente afectada se incrementa conforme se agrava la percepción de la situación personal: un 52% de quienes reconocen poder afrontar esta crisis sin impacto en su economía familiar creen que en Mar del Plata sí tendrá un alto impacto; y el 76% de los que creen que su economía se verá muy afectada también lo creen respecto de la economía de la ciudad. Particularmente las personas con mayor nivel educativo son proporcionalmente más pesimistas sobre la situación económica de la ciudad, aunque se evidencia una amplia brecha al responder sobre su situación personal.

También podemos contemplar un alto nivel de acuerdo en que para combatir la propagación del Coronavirus en la ciudad provenga de todos los actores sociales trabajando juntos. 7 de cada 10 marplatenses coinciden en que se requiere de un esfuerzo comunitario, siendo las mujeres quienes más acuerdan con esta afirmación, en tanto los varones le asignan mayor responsabilidad a los gobernantes y a los ciudadanos de forma separada.

Por otra parte, se percibe un alto nivel de compromiso respecto a los tres niveles de gobierno, destacándose particularmente el rol del gobierno municipal en primer lugar y del gobierno nacional en segundo, ambos con diferenciales superiores al 70%.

Un dato que no deja de sobresalir es que la comunidad comprende al gobierno municipal como la fuente de información más confiable sobre el Coronavirus y su propagación. En esta misma línea, los medios masivos locales también revisten mayor confianza que los nacionales, registrándose el menor diferencial de confianza en las redes sociales como fuente de información.

En relación a la solidaridad de la comunidad, 3 de cada 10 marplatenses afirman estar participando o haberlo hecho en iniciativas solidarias motivadas por el brote de Coronavirus, registrándose mayor proporción de participación en personas mayores de 40 años y aquellos con un nivel educativo alto.

Entre las cuestiones positivas más importantes que esta crisis le dejará a los marplatenses, el mayor cuidado de la higiene ocupa el primer lugar, seguido de una mayor valoración de los vínculos sociales en el primer orden de menciones, mientras que una mayor conciencia del medio ambiente cobra protagonismo en la sumatoria de menciones, destacándose en ese mismo análisis la baja importancia asignada a los aspectos vinculados con el espíritu solidario y la unidad como comunidad. Por el contrario, el mayor desempleo surge entre los impactos más negativos producidos por esta crisis, seguido del incremento de la pobreza y el cierre de empresas; siendo todos aspectos económicos por sobre problemáticas de la salud o de la vinculación social.