Lo que hay que saber de los árboles de Mar del Plata

Los barrios reservas forestales, qué plantar y cómo cuidarlo. La importancia de la educación ambiental forestal y los árboles peligrosos.
Lo que hay que saber de los árboles de Mar del Plata en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

El Técnico Forestal Gabriel Oliver se refirió a los barrios reservas forestales de Mar del Plata, dejó tips para tener en cuenta a la hora de elegir un árbol y de cómo cuidarlo y sostuvo que la educación ambiental forestal es clave para el medio ambiente.

Oliver, que además trabaja en la historia de la forestación de la ciudad, es vecino del barrio Los Zorzales, ubicado a la vera de la ruta 2 y contó que están trabajando para que sea reconocido como Reserva Forestal. En la zona hay ejemplares de entre 120 y 140 años.

"Hicimos un relevamiento y encontramos Robles de muchas variedades como Alcornoques y Encinas grandes. Es un descubrimiento. Queremos que sea reserva para proteger los árboles porque los terrenos han sido loteados y han quedado dentro de lotes privados. La normativa indica que si se obtiene esa declaración se deben conservar las plantas en veredas y en interior", señaló.

En Mar del Plata hay diecisiete barrios reservas forestales. "El Sosiego, El Tejado que quizás sea uno de los barrios que mejor calidad de árboles tiene. Las Margaritas es muy especial, es un barrio urbano con una impronta porque lo han loteado plantando árboles y se han equivocado en la especie. Hay mucho álamo y eucaliptos y muchas coníferas que hoy por hoy son un riesgo para el que vive cerca. Se está trabajando en un recambio y se está mejorando la calidad".

"Sierra de los Padres en zona oeste -continuó-, que tiene una característica forestal única en el país. Tiene una especie de conífera que son los Cedros de una calidad que se encuentra en muy pocos lugares de Argentina", contó.

Más tarde siguió enumerando. "El Grosellar Montemar; Bosque Alegre, bien pensado con forestación de vereda muy prolija; Las Dalias; Parque Camet; Colinalegre, con la misma impronta de Las Margaritas; Colinas de Peralta Ramos, Jardín Stella Maris y Jardín Peralta Ramos; Casa del Puente y Pinos de Anchorena; Santa Rosa del Mar; Alfar; Costa Azul; Los Acantilados y Marysol que son los que están más al sur y tienen las mismas características: Cipreses que son Coníferas y Eucaliptos de gran porte".

Un apartado mereció el Bosque Peralta Ramos. "Actualmente se considera reserva pero el 80% son Eucaliptus y para nosotros son considerados de riesgo. Eso fue un bosque pensado para ser una explotación maderera no un barrio. Entonces se terminó construyendo debajo de árboles peligros".

arbol caido

Educación forestal
Para el especialista hay que hacer educación ambiental forestal. "Cada vez que hay viento tenes árboles caídos en Alfar y el Bosque. El Sauce, el Álamo, el Eucalipto y la gran mayoría de los Pinos ya no están permitidos para plantar. Son árboles que tienen características peligrosas".

¿Por qué son peligrosos? "Hay árboles que tenemos que diferenciar en dos tipos. Si la hoja persiste todo el año o si la hoja cae en el otoño y en invierno quedan desvestidos. O sea, los de hoja persistente y los de hoja caduca".

"Los árboles de hoja persistente son fuertes, más grandes, con mucho peso en copa, el 99,9% son exóticos. Y tienen una característica: no cuentan con equilibrio entre el peso del follaje y la raíz que no acompaña a la cantidad de hojas que tiene el árbol. Crecen mucho, tienen un gran peso y con un viento muy fuerte se caen enteritos".

No hay forma de evitarlo en lo inmediato. "Hay que sugerirle al frentista que haga el recambio forestal que corresponde. Se necesita mucha difusión para hacer educación ambiental, que la gente lo entienda para que la incentivación sea clara".

Qué plantar
En otro pasaje del diálogo que mantuvo con Región Mar del Plata, Oliver, quien además es miembro de la Asociación Nacional de Arboricultura, indicó que los árboles permitidos en las veredas son los de hoja caduca. Los que pierden la hoja en invierno. Se trata de plantas "que no representan un riesgo o desventaja para la vía pública. También se busca que no tengan hojas muy amplias porque cuando las pierden pueden tapar las bocas de tormenta".

Hay muchas especies que tienen esas características. El especialista mencionó al Fresno, plantas nativas del país como el Jacarandá, plantas exóticas como el Liquidámbar, el Abedul, el Plátano y el Tilo aunque es resistido por las personas que presentan alergias.

El porte del árbol dependerá del tipo de vereda. "Mar del Plata tiene veredas angostas como en la zona de 9 de julio y Jara. Medias como el acceso de Luro y Champagnat y amplias como las de la avenida Paso donde se permiten árboles de gran porte. Mientras que los ejemplares también tienen tres tipos: primera, segunda y tercera magnitud".

Plantación lineal El Grosellar

Cómo cuidarlo y cómo hacer una barrera anti hormigas
Al referirse al cuidado de los árboles, recordó que cuatro años después de que se planta la semilla, habrá crecido un árbol juvenil que en promedio medirá un metro noventa con un diámetro de 15 a 20 centímetros y un sistema radicular equilibrado entre copa y raíz.

Desde ese momento ya se puede plantar en otro lugar mediante un pozo acorde a las raíces, buena tierra, el tutor para protegerlo del viento y durante cuatro años más hay que tener determinados cuidados.

"Tenés que ocuparte del riego: veinte litros de agua como mínimo una vez a la semana. Cuidarlo de las plagas como las hormigas y del vandalismo que corre por lo humano: cuando estás bordeando o cortando el pasto no pegarle a la corteza, no colocarle un cartel de venta de una propiedad o un canasto de basura, no atarle un caballo", ejemplificó.

En cuanto a las plagas, sostuvo que hay muchas técnicas. "Una que funciona es hacer una barrera anti hormiga. Los barrios reserva crearon un sistema que da muchos resultados".

"Si se plantan en lugares que no se visitan todos los días, hay que ocuparse al menos tres veces al año", sostuvo y aclaró que esos son los cuidados fundamentales.




El trabajo de la Agrupación de Barrios Reservas Forestales
Ese es uno de los temas que viene trabajando la Agrupación de Barrios Reservas Forestales, un equipo de vecinos y representantes de sociedades de fomento de todos los barrios reserva que busca convertirse en ONG y del cual Oliver también forma parte.

En 2016, arrancaron con la plantación de ejemplares y ya llevan cinco mil árboles plantados. "No solo trabajan con ese programa sino que quieren discutir la ordenanza y que por cada árbol que se saca ya no haya que plantar uno sino cinco".

"También tratan temas como el riesgo de incendios y qué hacer con los restos de poda que son resultado de la transformación porque hay que sacar muchos árboles. El tema es cómo se pueden reutilizar, reciclar o valorizar. No es basura, hay que reincorporarlos a la naturaleza", advirtió.

"La gente tiene que entender que no se trata solo de sacar y plantar otro árbol. Hay que contratar a alguien que pueda valorizar los restos de poda, podar cuando el árbol lo necesita y sacar cuando se puede sacar", detalló.