Mar del Plata tiene todo para la producción de cannabis medicinal

Es uno de los sectores productivos que el gobierno nacional trata de impulsar. Genera empleo de calidad y se estima que en tres años moverá 42700 millones de dólares a nivel mundial. La Agrupación Marplatense de Cannabicultores y el Grupo de Extensión ConCiencia Cannabis de la Universidad Nacional estandarizaron un método de cultivo eficaz y seguro.
Mar del Plata tiene todo para la producción de cannabis medicinal en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Silvana Colman y Debora Nercessian son doctoras en Ciencias Biológicas y en 2016, las dos necesitaban acceder a aceite de cannabis para uso medicinal. Por eso se contactaron con la Agrupación Marplatense de Cannabicultores. La ONG había nacido cinco años ante la necesidad de consumidores de consumidores que proponían el auto cultivo como forma de acceso a la marihuana y de auto protegerse de la ley penal.

Silvana tenía un hermano adolescente que padecía trastorno del espectro autista y estaba en una crisis. Tenía un cuadro de insomnio, ansiedad y tristeza y tomaba doce pastillas por día. Al mismo tiempo, el papá de Debora sufría dolores de columna y para combatirlos tomaba tres diclofenac a diario. Sin embargo, el padecimiento no disminuía y, encima, esa droga lo llevaba a tener cada vez más problemas digestivos. Además, el dolor lo sacaba de quicio, lo hacía perder el humor y el sueño y vivía enojado.

El psiquiatra acompañó a Silvana y su hermano que empezó a tomar aceite de cannabis. Mejoró y pudo bajar la cantidad de medicación a tres pastillas. El papá de Debora también empezó a consumirlo y, si bien el dolor no desapareció, fue más llevadero y tolerable.

Gabriel Díaz, referente de la Agrupación, contó que entre 2015 y 2016 hubo un cambio de paradigma. "Con la posibilidad terapéutica del CBD (cannabinoide: un compuesto natural que se encuentra en la planta de marihuana) ante las epilepsias refractarias y otras enfermedades complejas de chicos, hubo una apropiación de grupos de madres que hicieron suya la planta".

En la agrupación empezaron a tener cada vez más consultas de gente que necesitaba el aceite con fines medicinales. Colman y Nercessian que trabajan en el Instituto de Ciencias Biológicas dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP) vieron que podían hacer un aporte para mejorar el auto cultivo.

"Fue vital vincular el conocimiento que teníamos nosotros y hacer extractos con mecanismos y métodos mucho más acordes a un laboratorio sin dejar de proponer algo que la gente pudiera hacer en su casa y que le brindara acceso a una sustancia de calidad y segura", sostuvo Díaz.

En ese intercambio se conformó el grupo de Extensión de la UNMDP "ConCiencia Cannabis". "Vimos que podíamos aportar un método de extracción más estandarizado, controlado y eficiente", indicó Colman.

Uno de los problemas que había era que ante la prohibición, faltaba información y cada uno trataba de arreglárselas como podía. Las semillas las trataban de entrar al país de manera ilegal y el método de extracción lo hacían buscando tutoriales en internet.

"Estudiamos las variedades, si son ricas en un cannabinoide o en otro. Si un método de extracción es más eficiente que el otro. Le dimos un apoyo científico a lo que ya hacían los cultivadores", explicó Nercessian.

Así agregaron valor al servicio que prestaba la asociación. "No todas las plantas son iguales y ese es un detalle súper importante. Tenes cientos de variedades de cannabis. Por ejemplo: las mamás tenían variedades que esperaban que fueran altas en CBD porque las necesitan para sus hijos con epilepsia refractaria. Pero no se sabía si tenían o no ese CBD. Entonces se logró un método de análisis de los aceites dentro de la universidad para poder cuantificar esas muestras y saber la concentración de CBD y THC", explicó Colman.

cannabis medicinal

El beneficio para jubilados y la condena del mercado ilegal
Nercessian sostuvo que los jubilados con diferentes dolencias "son los que más beneficios están recibiendo de la planta de cannabis" y respecto de la gente que va a la Agrupación a asesorarse y producir, Díaz detalló: "el grupo que se acerca es en un setenta por ciento conformado por mujeres y el promedio de edad es de 62 años".

"Tienen enfermedades vinculadas a la edad como artritis, artrosis, parkinson, alzheimer", comentó y añadió: "hay gente que se olvida el bastón después de probar cannabis en la sede. Salen caminando como si nada. O vienen a un taller y les hace tan bien que al encuentro siguiente están explicando ellos cómo hacer la planta".

La Agrupación, entre 2017 y 2019, tuvo 809 consultas de personas que buscaban producir aceite para uso medicinal. Y, actualmente, en promedio reciben más de cien consultas por mes. Si no existiera esta alternativa, estarían condenados al mercado ilegal. Allí un frasco de 10 o 15 mililitros puede costar hasta 3000 pesos y quizás ni siquiera alcance para un mes.

O peor: "Por ahí la madre compra cualquier gotero y es súper potente en THC o está tan diluido que no hace nada", señaló Colman y Nercessian apuntó: "Capaz que un gotero te hace bien pero cuando se acaba no te dan la misma variedad entonces deja de hacer efecto o te hace un efecto diferente. Por eso es tan importante saber qué estás tomando".

Empleo de calidad
Hay un proyecto del gobierno nacional, que ya trata el Congreso y que podría estar aprobado a fines de este año, cuyo objetivo es regular la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial. Busca fomentar el desarrollo de la cadena productiva y promover el desempeño de las cooperativas del sector y de las PyMEs.

Según el ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, se trata de un sector industrial que crece y tiene una producción global proyectada para dentro de tres años en 42.700 millones de dólares, es decir, 14 veces más que hace diez años. Además es una actividad que "crea empleo de calidad". En Canadá, por ejemplo, dos de cada diez empleos del sector están dedicados a la investigación y desarrollo, control de calidad e ingeniería de procesos.

¿Dónde se ubica la ciudad ante este proyecto? "Mar del Plata tiene mucha cultura cannabica. La región va a tener su aporte. Va a haber proyectos de producción. Tiene un buen panorama", precisó Colman.

"La cadena de valor tiene un montón de pasos. Tenes desde mejoramiento de semilla, el uso de productos orgánicos para el cultivo, estudio de mejores condiciones del cultivo, del clima, control de calidad. Muchas posibilidades y Mar del Plata tiene las condiciones para que se pueda producir", enumeró.

Quizás solo falte un capital dispuesto a invertir o que el estado municipal, tal como lo han hecho otras provincias y otras comunas, tome la decisión política para apuntalar a un sector que generará oportunidades de desarrollo, empleo y que redundará en un beneficio para uno de los grandes sectores de la población tal como es la tercera edad.