Montenegro habilitó bares y restaurantes en Mar del Plata

El intendente marplatense firmó el decreto luego de la recomendación de la Comisión Especial de Reactivación Económica.
Montenegro habilitó bares y restaurantes en Mar del Plata en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

El Intendente marplatense, Guillermo Montenegro, firmó el decreto por el cual se habilita la ampliación del desarrollo de la actividad gastronómica en la ciudad, luego de la recomendación elevada por la Comisión Especial de Reactivación Económica del Concejo Deliberante que se reunió hoy por la mañana.

De esta manera, a partir del miércoles queda habilitado de 7.00 a 19.00 el servicio de comidas y bebidas para consumo en locales gastronómicos, bajo estrictos protocolos sanitarios y con reserva previa. Además, especificaron que queda prohibido el uso de transporte público tanto para clientes como trabajadores, dado que el servicio está reservado únicamente para actividades esenciales.

Desde la comuna, el secretario de Desarrollo Productivo, Fernando Muro expresó que "es fundamental que se cumplan estrictamente los protocolos de higiene y seguridad indicados. Recordamos que se deberán reforzar los protocolos de limpieza".

"Los distintos locales gastronómicos deberán utilizar un sistema de reserva previa, a fin de evitar aglomeraciones. En caso de demora, los clientes deberán esperar fuera del local guardando una distancia mínima de 2 metros. Las mesas deberán guardar distancia entre sí y no podrá haber más de 4 personas por mesa" agregó el funcionario.

Además, sostuvo que "se deberá garantizar la rotación, dando así un tiempo mínimo para desinfectar e higienizar apropiadamente las mesas".

Por otro lado, dejaron claro que se deberá llevar el registro obligatorio de los datos personales de todos los clientes al ingreso, en caso de requerirse una futura trazabilidad. En ese sentido, se debe realizar la toma de temperatura, la desinfección de manos con alcohol y la sanitización del calzado a cada persona que ingrese al establecimiento. El uso de tapabocas o barbijo será condición para permanecer en el local, excepto cuando el cliente se disponga a comer o beber. En todos los casos, el tiempo de permanencia será reducido y se deberá asegurar la ventilación permanente de los ambientes.

Sobre la densidad de ocupación del local, explicaron que no deberá exceder los 2,25 metros cuadrados por persona, aproximadamente el 45% de la capacidad del establecimiento. Además, las áreas deberán estar correctamente demarcadas para ingreso y egreso de clientes, con una distancia mínima de 2 metros. Se podrá utilizar la vía pública para el uso de mesas y sillas, y los espacios de uso común quedarán anulados.

Finalmente, detallaron que todas las superficies deben estar permanentemente desinfectadas, y debe haber alcohol en gel o desinfectante en cada una de las mesas. Se recomienda el uso de manteles y servilletas descartables