Rechazaron la Rendición de Cuentas del último año de Arroyo

"No hay que perder más tiempo describiendo un fracaso. Fue el gobierno más persistente en el retroceso, la desidia visceral y la falta de sentido común", señaló Horacio Taccone.
Rechazaron la Rendición de Cuentas del último año de Arroyo en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

El Concejo Deliberante marplatense volvió a sesionar y de manera presencial, con normas de distanciamiento que brindaron seguridad a los ediles.

El punto fuerte de la jornada fue el rechazo a las rendiciones de cuentas del ejercicio 2019. En ese marco, Taccone expresó que «podemos puntualizar muchas fallas significativas que se dieron durante el último año del gobierno de Arroyo: los gastos desmedidos en publicidad, la adulteración de cálculos elementales que inventaron un superávit inexistente, las oscuras contrataciones, entre otros. Pero puntualizar nos impide la evaluación global de un gobierno que durante los cuatro años que estuvo en la gestión condenó a miles de marplatenses y batanenses al retroceso y la frustración».

El concejal de Acción Marplatense agregó que "desde nuestro bloque votamos negativamente esta rendición de cuentas porque se redujo la inversión en obras públicas, se redujeron las horas PEBA, se disminuyó el gasto en medicamentos. Por los polideportivos abandonados, la obra del Parque Informático interrumpida, la Escuela de Artes y Oficios digitales sin alumnos. También por el CEMA maltratado, la orquesta infantojuvenil clausurada, la policía local perdida, por el acuerdo para financiar la educación municipal dilapidado" y continuó "tampoco podemos avalarlo porque su impronta de acosos al personal, de denuncias falsas y de excusas sin gestión no nos acercan a ninguna de las formas de confianza".

Para finalizar, el presidente del Bloque expresó "sentimos que la historia de los últimos cuatro años es la historia de un fracaso. No aprobamos la rendición de cuentas, como dijimos durante el tratamiento del expediente en comisión, porque compartimos la aritmética popular: llegaron con el 48% y se fueron con el 4%. La población desaprobó su gestión y nosotros pensamos de la misma manera. Fue el peor gobierno de la historia de Mar del Plata"