Reclamos por la falta de funcionamiento de la app de turnos médicos

La concejala Marina Santoro, aseguró que "desde que asumimos nuestras bancas venimos solicitando al Ejecutivo municipal que mejore el sistema de turnos".
Reclamos por la falta de funcionamiento de la app de turnos médicos en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Debido al mal funcionamiento de la aplicación oficial "Salud MGP" que permite a los vecinos solicitar turnos en los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de Mar del Plata, el ejecutivo municipal recibió cerca de diez pedidos de informe y reiterados reclamos de los usuarios.

Ante la imposibilidad de acceder a turnos mediante la aplicación móvil "Salud MGP" a lo que se suma la complejidad de tener que registrarse presencialmente para acceder a la aplicación, desde el Bloque de concejales del Frente de Todos (FDT) presentaron los pedidos de informe a la jefatura municipal.

La concejala Marina Santoro, presidenta del bloque Frente de Todos (FDT), en diálogo con la agencia Télam sostuvo que "desde que asumimos nuestras bancas venimos solicitando al Ejecutivo municipal que mejore el sistema de turnos de nuestros centros de salud, ya que incontables veces nos acercamos a ver cómo estaban funcionando o recibimos a las vecinas y los vecinos, que nos expresaron las situaciones que atravesaban, como tener que hacer fila desde la madrugada, no poder obtener turnos o que no haya profesionales disponibles".

"Cuando la secretaria de Salud Viviana Bernabei anunció la nueva aplicación, advertimos que ello no significaba una mejora si no se modificaba el fondo del problema: el sistema de salud local está saturado porque no hay profesionales suficientes y no se llegan a cubrir las demandas de los barrios" resaltó la edil.

En el mismo sentido, Romina Gerez, vecina de paraje El Boqueron, situado a 23 kilómetros de Mar del Plata, contó a Télam "en nuestro paraje existe un Centro de Salud (CAPS) ubicado en la calle 30 entre 5 y 7, hace más de dos semanas no contamos ni con médico clínico ni con un pediatra. Solo hay un enfermero que cumple solo unas horas laborales".

"La aplicación que había instrumentado el municipio no funciona ni es efectiva, por lo que se nos es imposible a los vecinos acceder a un turno" consignó Gerez, y destacó que "en esta sala se atienen unos 3.000 habitantes y parece que la salud es para algunos pocos porque estamos abandonados".

Gerez, que trabaja de portera en una escuela, describió que “hace unos días por la noche, un vecino (ya adulto mayor) que estaba volando de fiebre tuvo que llamar a la policía para que lo acerque a una salita de salud en la localidad de Batán que queda a 10 kilómetros ya que le era imposible pagar un taxi o remis que cuesta 2.000 pesos ida y vuelta. Lo que es un costo muy elevado para poder afrontar porque nosotros somos trabajadores y la mayoría de los habitantes de esta región trabajan en la zona de quintas”.