Mar Chiquita designada “Sitio de Importancia Regional” a nivel internacional

La categorización surgió por parte de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP).
Mar Chiquita designada “Sitio de Importancia Regional” a nivel internacional en Mar Chiquita. Noticia de Región Mar del Plata

La Albúfera que se encuentra sobre la costa atlántica ha sido catalogada como Sitio de Importancia Regional por parte de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP) .

En ese sentido, Natalia Martínez-Curci, investigadora del IIMyC y representante del Comité de Gestión y Seguimiento del Plan Nacional para la Conservación de las Aves Playeras dialogó con el CONICET Mar del Plata sobre la iniciativa y sus implicancias.

La Reserva de Mar Chiquita, que contempla la laguna de agua salobre (agua que tiene más salinidad que el agua dulce, pero no tanto como el agua de mar) y las áreas circundantes a ésta, también designadas como Refugio de Vida Silvestre se encuentran bajo la jurisdicción del Departamento de Áreas Naturales Protegidas, administrado por la Subsecretaría de Planificación Ambiental y Desarrollo Sostenible del Ministerio de Ambiente de la Provincia de Buenos Aires. El área, que alberga una enorme biodiversidad es ahora también considerada “Sitio de Importancia Regional” por parte de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP). Esta categoría convierte a la Albuúfera Mar Chiquita en el décimo sitio de la Red en Argentina y el sitio número 113 a nivel hemisférico.

La investigadora asistente del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMyC, CONICET-UNMDP) Natalia Martínez-Curci fue la responsable de los censos de aves que se realizaron y junto a Micaela Ogas Soler del Ministerio de Ambiente de la Provincia de Buenos Aires, presentaron la postulación del sitio. Natalia contaba con experiencia previa en lo que a aves playeras respecta, ya que realizó su doctorado y postdoctorado en el tema. Actualmente representa al CONICET en el Comité de gestión y seguimiento del Plan Nacional para la Conservación de las Aves Playeras en Argentina, coordinado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Nación.

Entre los meses de junio del 2020 y mayo del 2021 realizaron los estudios que complementaron la información histórica que reafirma la importancia de esta área para las especies consideradas. En ella se encuentran más del uno por ciento de la población biogeográfica de Chorlito Doble Collar (Charadrius falklandicus), la Becasa de Mar (Limosa haemastica) y el Playero Rojizo (Calidris canutus rufa). Además se han contabilizado más de 20.000 individuos anualmente y 18.000 aves playeras que habitan este ecosistema tan particular.

“A nivel local ha sido una gran experiencia armar la postulación del sitio de forma conjunta entre el IIMyC y el Ministerio de Ambiente de la Provincia de Buenos Aires ya que nos permitió plasmar años de trabajo colaborativo entre ambas instituciones y fortalecer lazos para potenciar el trabajo por la conservación del lugar y sus aves playeras” afirma Natalia.

Desde la oficina ejecutiva de la RHRAP, Arne Lesterhuis manifestó:”La incorporación de la Albúfera Mar Chiquita a la RHRAP es un paso más para garantizar la protección y conservación de la cadena ecológica de sitios importantes para especies migratorias de larga distancia como el Playerito Rojizo y la Becasa de Mar. Estas y varias otras especies, dependen de sitios de protección a lo largo de sus rutas migratorias para su sobrevivencia”.

La comunidad de la Albúfera Mar Chiquita muestra un fuerte compromiso con las causas ambientales e incluso tienen una sociedad de fomento que desarrolla actividades en beneficio de la población y busca ser un modelo de sustentabilidad para otras sociedades de fomento en el país. Sin embargo, a pesar de ello existen amenazas para la biota local y en particular perturban a las aves playeras que se alimentan y descansan en el lugar, como el desarrollo urbano, el turismo no planificado, el tránsito vehicular en zonas costeras, la práctica de kitesurf y la presencia de perros sin correa, entre otras.

Martinez-Curci también concluye que “la incorporación de Mar Chiquita a la RHRAP permite avanzar en el cumplimiento de los objetivos del Plan Nacional para la Conservación de las Aves Playeras en Argentina y en el cumplimiento de compromisos internacionales asumidos por el país para la conservación de las especies migratorias.”