Nada detiene a las fumigaciones ilegales en Mar Chiquita

Afectan a toda la población de los barrios y localidades costeras. A los fumigadores, que violan una cautelar de la justicia, los avala la legislación del Concejo Deliberante y el intendente Jorge Paredi.
Nada detiene a las fumigaciones ilegales en Mar Chiquita en Mar Chiquita. Noticia de Región Mar del Plata

Hace casi un año el Concejo Deliberante, con el aval del Gobierno de Mar Chiquita, aprobaba la ordenanza que permite fumigar a 150 metros de las viviendas y a 25 de cursos de agua. Antes, en diciembre de 2019, una medida cautelar del Juzgado Civil y Comercial Nro 15 de Mar del Plata, había establecido que no se puede fumigar a menos de 1.500 metros de localidades, escuelas, mar, cursos y cuerpos de agua.

Sin embargo, los campos no la respetan. Guillermo Corrado Souto, integrante de la Asamblea Paremos al Desierto Verde y vecino de Santa Clara del Mar, dialogó con Región Mar del Plata y sostuvo que entre septiembre y abril las fumigaciones son constantes, se siguen registrando casos de intoxicaciones agudas por agroquímicos y nadie controla a los fumigadores.

La denuncia que habían realizado los vecinos en el Juzgado 15, incluía a doce campos. Corrado sostuvo que al menos ocho siguieron fumigando. Los campos están atrás de Playa Dorada y Santa Elena. En el resto del municipio, están a la vera de la ruta 11 y limitan con Santa Clara, Camet Norte, Mar de Cobo y Mar Chiquita.

Ahí, entre la ruta y el mar, no hay más de quince cuadras: "O sea que se prohibió fumigar a menos de 1500 metros y difícilmente haya algún poblador que esté a más de 1500 metros de los campos porque no tiene más de quince cuadras de ancho ninguna de las localidades", precisó Corrado.

"Sabemos que usan glifosato, paraquat, clorpirifos. Son cocteles. La municipalidad debería tener datos de eso, los campos receta agronómica y permiso para fumigar", afirmó.

Intoxicaciones agudas, cáncer y abortos
Tanto Corrado como otros vecinos han sufrido el cuadro por intoxicación aguda con agroquímicos. En su caso fue enrojecimiento y picazón en distintas partes del cuerpo y problemas respiratorios.

"Estábamos hablando en una chacra con los vecinos. Habían fumigado a cincuenta metros el día anterior y, en ese momento, estaban a 800 metros. Terminé todo brotado y con problemas respiratorios. Hubo varios cuadros y en la salita te dicen que es una alergia, no lo registran", manifestó.

Hay estudios en todo el mundo de diferentes universidades y grupos de investigación que comprobaron que los agroquímicos producen cáncer, malformaciones, abortos espontáneos, trastornos digestivos y enfermedades del sistema nervioso central, entre otras.

"En la zona se conocen casos de abortos, malformaciones y cáncer. No obstante, no hay datos oficiales ni se ha hecho ningún tipo de estudio al respecto", señaló.

"El desamparo es absoluto"
Fumigan al lado de escuelas como la 8 de Santa Clara. "Con la ordenanza se pretendió legalizar lo que ya sucedía. No hubo cambios de ningún tipo; en algunos casos, han violado la ordenanza porque no han respetado ni los ciento cincuenta metros y no tenemos dónde denunciar en el municipio. No hay inspectores ni nada. Por parte de la municipalidad, el desamparo es absoluto. Hay complicidad con los pooles de siembra".

"Son campos de gente que tiene mucha tierra, no vive acá y no hay chacras. Defienden esos intereses en contra de la salud del pueblo y del medio ambiente", sostuvo el integrante de la asamblea y agregó que "están afectado el agua.
Somos final de cuenca: los arroyos que bajan de la sierra de Tandil, de Balcarce vienen a parar acá y desembocan en la albufera o la playa".

La ordenanza que cumplirá un año el próximo 19 de mayo aún no se derogó. En el municipio, nadie atiende a los vecinos. El amparo sigue vigente y nadie lo respeta. La causa cambió de fuero porque los vecinos denunciaron contaminación del mar y eso es un delito federal. Hace un año que espera por la designación de un juez que la lleve adelante.