Apuestan a potenciar el Programa envión

Suman profesionales y piensan abrir otra sede para el programa que brinda herramientas de inserción a jóvenes.
Apuestan a potenciar el Programa envión en Necochea. Noticia de Región Mar del Plata

El programa Envión, ofrece talleres a jóvenes del distrito de entre 12 y 21 años, continúa con su trabajo en Quequén.

Por ello, la secretaria de Desarrollo Humano y Políticas Sociales de Necochea, Sandra Antenucci, estuvo en la sede ubicada en calles 574 y 545 donde dialogó con los responsables del programa y con los chicos y chicas que allí acuden, acompañada por la directora de Educación, Patricia Britos, área de la que depende el proyecto.

"Estamos muy satisfechos con el trabajo que han logrado" aseguró Antenucci tras el momento, para resaltar que "desde el año pasado tienen su sede propia, lo que creíamos que era fundamental para obtener lo que hoy estamos viendo, que es que los chicos tengan un lugar de pertenencia y un lugar al que acudir en su barrio".

En este aspecto, la funcionaria adelantó que "ya estamos visitando lugares para abrir una sede en Necochea, porque entendemos que este programa es fundamental y que hay que ampliarlo, por la contención y el rol que cumple" razón por la que "desde el Estado decidimos reforzar el equipo con más profesionales para acompañar a los jóvenes".

Por su parte, el coordinador, Gastón Cabello, afirmó que "si bien la pandemia complejiza el trabajo, ha habido todo un equipo que ha respondido ante esta situación, siendo nexo justamente con el área de Desarrollo Humano y de Educación".

"Si bien trabajamos con una matrícula que es de 12 a 21 años, seguimos prestando atención a las familias que están detrás, donde muchas veces observamos situaciones complejas o problemáticas" añadió, para destacar que "en ese sentido es que veníamos solicitando nuevas integrantes al equipo" lo que "nos ha permitido ampliar la interdisciplinaridad".

En cuanto a lo educativo en sí, el referente del espacio indicó para terminar que "se viene sosteniendo un trabajo increíble, con talleres direccionados según cada uno pero también hacemos hincapié desde hace un tiempo con la obligatoriedad en la parte de enseñanza escolar, siempre respetando los protocolos desde que se volvió a la presencialidad".

Por último, Noemí Ameri, trabajadora social de Envión, admitió, en hilo con lo anterior, que "la verdad es que nos complicó bastante la virtualidad, porque al ser este un espacio de contención es muy complicado desarrollarlo mediante un teléfono".