Buscan evitar intoxicaciones por monóxido de carbono

Las bajas temperaturas son el marco dónde más casos se registran.
Buscan evitar intoxicaciones por monóxido de carbono en Necochea. Noticia de Región Mar del Plata

La llegada del invierno y el frío ponen en alerta a las autoridades frente a las posibles intoxicaciones con monóxido de carbono que se dan con mayor frecuencia debido al uso intenso los sistemas de calefacción.

Con el fin de prevenir cualquier riesgo, desde la Dirección de Defensa Civil de la Municipalidad de Necochea lanzó una serie de recomendaciones a tener en cuenta y minimizar los riesgos.

Vale saber que el monóxido de carbono es una sustancia tóxica, que ingresa al cuerpo a través de la respiración y puede provocar dolor de cabeza, vómitos, desmayos e, incluso la muerte. Otros síntomas para detectar su presencia en el organismo son el decaimiento, la falta de fuerza, las náuseas, los mareos y la falta de aire.

La peligrosidad de este tipo de intoxicaciones aumenta por ser un gas incoloro, sin olor, ni sabor, casi indetectable a través de los sentidos. El monóxido de carbono tampoco irrita los ojos ni la nariz, por lo que resulta fundamental controlar que la llama de los artefactos sea de color azul, y en caso de observarla anaranjada llamar a un gasista matriculado.

De igual manera, es importante es mantener los ambientes bien ventilados y utilizar artefactos de tiro balanceado, mientras que no se recomienda el uso de hornallas u hornos para calefaccionar los ambientes. En caso de prender braseros, se debe procurar hacerlo fuera de la vivienda y también verificar su correcto apagado.

Asimismo, datos que podrían ser relevantes a la hora de combatir al monóxido es el de la instalación de rejillas de ventilación y la verificación de los conductos de chimeneas, asegurándose que no estén obstruidos.

En el caso de las estufas deben apagarse antes de que la familia se vaya a dormir o cuando no haya nadie para controlarla. En cuanto a las eléctricas, deben siempre estar alejadas de la humedad.

Desde el área municipal informaron que, ante la presencia de cualquiera de los síntomas descritos, la población puede comunicarse de manera gratuita con la línea telefónica 107, o bien acercarse hasta el hospital o Centro de Salud más cercano.