Piden actuar con conciencia para evitar incendios en el Parque Miguel Lillo

Desde el cuerpo de Guardaparques recordaron que está prohibido encender fuego en toda la extensión del Parque, con excepción de los lugares en los que se alquilan parrillas.
Piden actuar con conciencia para evitar incendios en el Parque Miguel Lillo en Necochea. Noticia de Región Mar del Plata

El aumento de las temperaturas y el incremento de las juntadas nocturnas de adolescentes y jóvenes en el lugar, pone en alerta a las autoridades de Necochea por cualquier foco de incendio que pudiera ocasionarse en el Parque Miguel Lillo. Desde el Municipio solicitan a toda la comunidad tomar conciencia del inminente peligro de encender fuegos en toda la extensión del espacio verde, además de recordar que esa acción está prohibida y puede ser sancionada con graves multas.

Sobre esta cuestión, el jefe de Departamento de Guardaparques, Claudio Ramón, señaló que "lo que estamos pidiendo es la colaboración de la sociedad, sabemos de la sequía que vamos a tener dentro de pocos días, con altas temperaturas, por lo que debemos hacer hincapié en que en el caso de que vean algo nos avisen", destacó el agente, agregando que para ello está disponible la línea gratuita 147, además del propio teléfono del destacamento: (02262) 42-9712.

Tomando como ejemplo el incendio desencadenado en los alrededores de Costa Bonita la semana pasada, que terminó con decenas de hectáreas quemadas, el coordinador del área municipal destacó que los vientos indescifrables y repentinos que se desatan sobre la Costa Atlántica pueden generar una catástrofe en cualquier momento, por lo que "debemos ser muy cautelosos" y evitar situaciones de este tipo, sobre todo en un lugar en el que el material es sumamente inflamable.

Al respecto de la problemática de las juntadas en el parque, Ramón indicó que es una situación sumamente compleja: "en las famosas 'previas', los chicos buscan sectores para hacer fogatas donde los vehículos no pueden ingresar, así como la unidad forestal, por lo que tenemos que acceder con el cuatriciclo con bidones para poder apagar el fuego".

"Hemos llegado a lugares donde encontramos fogatas abandonadas. Los chicos prenden el fuego, consumen alcohol y nunca lo apagan", añadió sobre este tipo de situaciones que se reiteran cada vez con mayor frecuencia. "Donde eso agarre un poquito de viento no lo paramos más", aseveró.

En cuanto a la preparación del cuerpo, Ramón destacó que "estamos continuamente profesionalizándonos. Los Bomberos están colaborando con nosotros y hay gente capacitándose para el manejo de una autobomba, cómo atacar un fuego o cómo hacer un contrafuego", aunque, a pesar de que el personal está continuamente recorriendo la zona, en verano aumentan los lugares en los que hay que controlar, por lo que se solicita a la comunidad que se concientice al respecto y colabore en el cuidado del parque.