Comité de Prevención y Resolución de conflictos de la Unidad 15 Batán

Con la participación del Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, se desarrolló una reunión remota para analizar los avances de un programa innovador que aplica conceptos de justicia restaurativa.
Comité de Prevención y Resolución de conflictos de la Unidad 15 Batán en Regionales. Noticia de Región Mar del Plata

En el marco de un proceso de transformación de la disciplina interna que se desarrolla en las cárceles bonaerenses con la aplicación de los principios de la justicia restaurativa, se llevó a cabo hoy una reunión virtual donde se brindó un balance de gestión con los logros obtenidos en la Unidad 15 de Batán.

Bajo el lema Batán 2020 rinde cuentas, hubo un encuentro con los integrantes de la Asamblea General Abierta con la participación del Comité de Prevención y Solución de Conflictos, funcionarios penitenciarios, jueces, privados de libertad, familiares y el Ministro de Justicia y derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak.

"No esperamos que los conflictos lleguen sino que vamos a los pabellones a escuchar las problemáticas y cambiamos un sistema sancionatorio a un sistema reparatorio", aseveró el presidente del Comité de la Unidad 15, Escudero Tanús.

Según se explicó en la reunión, se trata de una mesa de resolución de conflictos que se reúne todos los miércoles donde se trabaja de igual a igual tanto internos como personal penitenciario en la búsqueda de soluciones. Se ha venido trazando una estructura, es decir un protocolo de actuación para reparar la infracción y no sancionarla, dialogar con los internos representantes de cada pabellón para visibilizar sus inquietudes y dar soluciones, dentro de lo legal y viable, a las problemáticas que generan conflictos dentro del sistema.

El ministro Alak se refirió al encuentro: "Celebro este encuentro histórico. La sociedad argentina requiere un debate de la situación penitenciaria. En ese sentido me parece que hay que llevar adelante un proceso de transformación muy profundo en la Provincia, tan profundo que habría que hasta pensar en modificar las normativas que rigen tanto el código de procedimiento como el trabajar en la ley de ejecución penal fundamentalmente trabajar en la inclusión social".

El ministro también resaltó que se ha trabajado en el registro de la cantidad de detenidos por distrito, algo que no existía y hoy da cuenta de cuantos internos tiene el sistema penitenciario de cada localidad. Para esto se está impulsando la Mesa de Inclusión Social, que lleva adelante el programa "Más trabajo, menos reincidencia". Se trata de un Programa interjurisdiccional ya que se llevará adelante con el apoyo del Poder Ejecutivo Nacional y con la participación activa de los intendentes.

Por su parte, el juez de Necochea, Mario Juliano, uno de los promotores de la iniciativa, dijo "Debemos dejar de lado los estereotipos de la subcultura penitenciaria, de la subcultura tumbera para poder generar alternativas y herramientas abriendo las puertas a la comunidad y poder escuchar las coincidencias y las discrepancias". Además, Juliano agradeció al Jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses porque le ha permitido encontrar las puertas abiertas de las cárceles para llevar adelante este tipo de experiencias. "Mal que nos pese, continuó, dentro de nuestro servicio penitenciario siguen ocurriendo cosas que debemos modificar. Esta expectativa no debe llevarnos al triunfalismo, nuestros sistemas necesitan cambiar muchísimo. Nos tenemos que involucrar para cambiar nuestras realidades", agregó Juliano.