Condena por casos de lesa humanidad en medio del aislamiento

El Tribunal Oral Federal de Mar del Plata condenó a perpetua a 28 acusados y a penas de entre 25 y 7 años a otros siete. La Subsecretaría de Derechos Humanos fue querellante en una audiencia que se realizó sin público presente.
Condena por casos de lesa humanidad en medio del aislamiento en Regionales. Noticia de Región Mar del Plata

El Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Mar del Plata condenó a 28 represores a la pena de cadena perpetua y a otros 7 a penas de prisión de entre 25 y 7 años, todos por haber cometido delitos de Lesa Humanidad durante la última dictadura cívico-militar. Se los condenó por 272 casos de secuestros y torturas, de los cuales 133 personas continúan desaparecidas. Cinco acusados fueron absueltos.

Los jueces Mario Portela, Roberto Falcone, Martín Bava y el juez suplente es Alfredo Ruiz Paz dictaron la sentencia sin público presente y fue transmitida vía internet dada la crisis sanitaria que está atravesando el país por el avance de la COVID-19, que obliga a permanecer en Aislamiento Social y cumplir severas normas sanitarias.

Los 40 acusados eran integrantes del Ejército, Fuerza Aérea, Armada, Prefectura y Policía bonaerense y fueron juzgados por hechos cometidos en la determinada Subzona 15 y sus correspondientes áreas, en Centros Clandestinos de Detención conocidos como "la Cueva" y "la Base Naval", Escuelas de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM), Prefectura Naval, y la Comisaría de Miramar.

La Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia fue querellante en el juicio y manifestó su satisfacción por el resultado del debate oral que comenzó en abril de 2018. "Asistimos a una sentencia histórica, con 28 acusados condenados a perpetua que fueron juzgados con todas las garantías", dijo el subsecretario de Derechos Humanos, Matías Facundo Moreno.

"Esta sentencia indica que el camino de la Memoria, la Verdad y la Justicia no se detiene, ni siquiera en tiempos de pandemia y aislamiento social. Es un veredicto muy auspicioso, sobre todo cuando los derechos humanos vuelven a ocupar un lugar de centralidad en las políticas del Estado", agregó el subsecretario.