Iparraguirre crítico con el sistema impuesto por la comuna de Tandil

El referente del Frente de Todos en Tandil emitió un comunicado donde ofrece su postura ante las decisiones que se han tomado en el Distrito.
Iparraguirre crítico con el sistema impuesto por la comuna de Tandil en Tandil. Noticia de Región Mar del Plata

Por medio de un comunicado dado a conocer esta mañana, el concejal del frente de Todos de Tandil, Rogelio Iparraguirre expresó su posición frente a las recientes decisiones tomadas por la Municipalidad de salirse del Sistema de Fases que maneja la Provincia.

"Se salió del sistema de Fases en función de un argumento que en líneas generales resultaba interesante. Las razones fueron las siguientes: Con el sistema de Fases nos regimos por un solo indicador que son la cantidad de casos activos acumulados durante los últimos diez días (crecimiento de la curva y cantidad de habitantes). Pues bien, el municipio de Tandil sostiene que ese es un criterio muy estrecho y rígido y que es necesario considerar otras variables para hacerlo de manera más inteligente y eficiente" comienza diciendo el edil.

Además, sentenció "Esas variables nuevas a considerar son (además de la cantidad de casos activos) la ocupación de camas de internación en sala general, la ocupación de unidades de terapia intensiva, la disponibilidad del personal sanitario y la tecnología disponible. Sin dudas es interesante. Pero no es menos cierto que para llevarlo a cabo de manera real se debía contar con un equipo de trabajo serio que contase en tiempo real con todos los datos necesarios de cada una de las variables y sobre todo con una gran independencia del poder político local en función de garantizar que sus criterios fueran absolutamente científicos".

El referente del espacio opositor se pregunta con qué números se ponderan y combinan esas cinco variables y cuáles son los valores cuantificables y medibles que hacen que cada estadio del "semáforo" sea mutuamente excluyente del otro. Estas preguntas se suman a otros cuestionamientos que buscan dar certidumbre ante el proceso de tomas de decisiones.

"Si no se le ponen números a cada estadio del semáforo, es absolutamente posible llegar a la conclusión de que se está administrando la pandemia en nuestra ciudad con la libreta del almacenero. Al dejarlo librado a la discrecionalidad de la autoridad política ya no importa si se incorporan cinco o veinte variables pues al no hacerlas medibles y cuantificables se tornan vacías de sentido" dispara Iparraguirre.

Haciendo un desarrollo de su análisis, el concejal expone "Para que el razonamiento que le dio origen al "semáforo" tuviera validez, la sociedad toda debería poder comprender de manera clara en primer lugar cuál es el número de base de cada una de esas variables (personal sanitario total, camas sala general totales, UTI totales y tecnología total) y en segundo lugar cuál es la combinación que determina el pase de un color a otros del "semáforo". El comerciante, el club, el gimnasio, el restaurante y el común de los tandilenses de a pie deberían tener la posibilidad de conocer - en función de la evolución del coronavirus en la ciudad - con cuáles números pasaríamos de un color a otro. Esto no sólo es vital porque hace a la transparencia en el manejo de la información y los datos en un momento donde la comunicación resulta crucial para construir un compromiso ciudadano sólido sino también porque permitiría anticiparse y darle previsibilidad al sistema".

De la misma manera, Iparraguirre hace un recorrido por la evolución de los casos en la ciudad a lo largo de los últimos días para concluir "la decisión de salirse del marco jurídico nacional y provincial de administración de la pandemia por parte del Intendente Lunghi es poco seria, carece completamente de criterios científicos y sus decisiones van en contra de los irrefutables y dolorosos datos de la realidad. Una sola cosa queda definitivamente clara: el responsable de las consecuencias tiene nombre y apellido".