Máquina para reciclar lámparas y fluorescentes

La Usina de Tandil y el Municipio presentaron el sistema Lamp Troyer, una máquina de triturado de lámparas y tubos fluorescentes, con un sistema de filtrado de alta eficiencia para la extracción de vapores de mercurio que contienen.
Máquina para reciclar lámparas y fluorescentes en Tandil. Noticia de Región Mar del Plata

El dispositivo fue adquirido por Usina, en el marco del Programa Crece, será utilizado en las estaciones de la Red de Puntos Limpios del Municipio y significa un nuevo paso que da el gobierno comunal en el desarrollo de políticas públicas en materia ambiental para un Tandil verde y sustentable
La presentación fue encabezada por Osvaldo Gral, creador de la máquina, el Presidente de la Usina, Matías Civale, el Vicepresidente, Atilio Magnasco y el Jefe de Gabinete del Municipio, Mario Civalleri.
Matías Civale detalló que “esta es una máquina que adquirimos a través del Programa Crece, y que fuimos trabajando con la Dirección de Medioambiente del Municipio. Nos pareció una muy buena iniciativa para trabajar en la disposición final del mercurio y en la concientización de la alta contaminación que genera el mercurio que estas lamparas contienen”.
Además agregó “Quiero agradecer a Sebastián Barbieri, que es un amigo que viene trabajando en la Facultad de Ciencias Exactas en lo que tiene que ver con la recuperación de electrónicos, y que fue quien nos comentó que en Argentina se estaban desarrollando estas máquinas”.
Asimismo explicó que “hace un tiempo salió una Ley Nacional en la que se trabajó mucho en las lámparas de bajo consumo. Lo que tal vez la gente no sabe es que ese tipo de lámparas contienen mucho mercurio, que es de alta contaminación. Las lámparas que ya no se usan, son una problemática muy importante incluso a nivel internacional”.
Para finalizar completó “Estamos seguros que esto va a ser positivo para mejorar el medio ambiente y dar respuesta en la recuperación del mercurio. También nos va a permitir trabajar en las escuelas en la concientización del daño que producen las lámparas que contienen mercurio y cómo tratarlas. Tandil, una vez más, se convierte en pionero en la incorporación de este tipo de iniciativas medioambientales y para nosotros, como Usina, es un orgullo”.
Luego de realizar una demostración del funcionamiento de la máquina, Osvaldo Gral, indicó que “esta es una máquina que permite reducir las lámparas fluorescentes, de bajo consumo y de luminaria pública en desuso y que contienen un material toxico y muy peligroso como el mercurio. Este es un material pesado de la naturaleza y altamente tóxico para los seres vivos. Es bioacumulable y trae grandes problemas para las personas, en los adultos problemas en los riñones y cáncer y en los bebes y niños atrofio en el desarrollo neuronal”.
“Esta máquina separa de manera segura el vapor de mercurio y es importante que la gente sepa que si bien tenemos que usar este tipo de lámparas por el ahorro energético, no deben desecharse con el resto de la basura y no romperlas”, añadió.
Sobre el funcionamiento, Gral precisó que “es un mecanismo bastante sencillo, tiene un sistema de aspiración negativo y un motor que tritura el vidrio de las lámparas y lo reduce el volumen en un 90 por ciento. Tiene unos procesos con varios filtros, en los que se separa el vapor de mercurio del vidrio y metales de la lámpara y lo encapsula en un carbón activado, donde se mantiene seguro. Luego de la destrucción de unas 500 mil lámparas aproximadamente, ese filtro de carbón es retirado y se lo envía a una empresa para su disposición final con la entrega de los correspondientes certificados”.
“La máquina contiene tres filtros, la primera etapa contiene el 99 por ciento de las partículas más grandes y se recambia cada dos tambores. La segunda etapa contiene un filtro con una eficiencia del 99,99 por ciento normalizado por normas HEPA, ese retiene partículas de 0,3 micrones y se cambia cada 4 tambores. Y finalmente el filtro de carbón que sirve para un rango de entre 500 mil y 800 mil lámparas. Cada luminaria tiene un volumen, en el caso del tubo T12 en un tambor se pueden destruir unos 1.500 tubos o en el caso de las lámparas bajo consumo unas 2.000 lamparitas de 12 W”, señaló.