Proyecto laboral inclusivo que aporta al sistema de reciclaje

Reciclan aluminio de latas de bebidas.
Proyecto laboral inclusivo que aporta al sistema de reciclaje en Tandil. Noticia de Región Mar del Plata

El Polo Productivo y Social del Municipio de Tandil avanza en su proyecto de reciclado de latas de aluminio “Incluir”, que apunta a la inclusión de personas con discapacidad y a la concientización en el cuidado del medio ambiente.

El Proyecto Incluir es una iniciativa de la Secretaría de Desarrollo Humano municipal, instrumentada desde su Dirección de Discapacidad y Adultos Mayores y forma parte de las políticas públicas de la comuna para generar y fomentar oportunidades laborales para distintos segmentos de la población.

Para llevar adelante el programa se conformó un grupo asociativo que apunta al prensado y reciclado de aluminio, que funciona en el predio del Polo Productivo, el espacio creado para brindar formación y acompañamiento, generar empleo a través de una producción local y sostenible con fines de auto consumo, fomentar la compra estatal y comercialización.

El objetivo del programa es generar este espacio de inclusión laboral, por medio de varias aristas, como la promoción y concientización del cuidado del medio ambiente y el reciclado de aluminio, que puede incluir la producción de compactadoras hogareñas y pequeños contenedores, para su posterior distribución y venta.

Además, plantea el uso de vehículos eléctricos no contaminantes, para el traslado del aluminio acopiado en diferentes puntos, establecidos como grandes generadores de este tipo de residuos, como locales gastronómicos o instituciones educativas.

Con este sector puntual, por ejemplo, se alcanzó un convenio para colocar contenedores para el guardado de latas en una treintena de esos locales, que luego se recogen y compactan en el Polo, al igual que el material obtenido por otras vías.

Con todo el material que se va acopiando se realiza la compactación del material con una prensa hidráulica que fue donada por una empresa de la ciudad y finalmente el ciclo se cierra con la venta de los fardos de aluminio obtenidos, utilizados en distintos mercados e industrias como materia prima.

“Para nosotros es un proyecto muy importante desde muchos aspectos, como el apelar a la responsabilidad social empresaria en el camino que encaramos con el sector hotelero y gastronómico de la ciudad, cuyos prestadores se comprometieron a apoyar esta iniciativa”, resaltó Alejandra Marcieri, Secretaria de Desarrollo Humano y Hábitat del municipio.

Además, defendió la iniciativa desde la importancia de la inclusión en el mundo laboral de las personas con discapacidad, que de esta forma además obtienen un ingreso genuino.