Destinos ruteros

Un estudio del portal Booking.com reveló que los argentinos son amantes de salir a la ruta con sus vehículos y llegar a sus destinos manejando.
Destinos ruteros en Turismo. Noticia de Región Mar del Plata

A los argentinos les encanta manejar y esa posibilidad se acrecienta al momento de salir a la ruta y emprender un viaje. Incluso, se puede decir que es parte de su ser, ya que en 2021 el 29 por ciento de los argentinos expresó que desea salir a la ruta, manejar y hacer un viaje rutero.

A medida que los viajeros piensan en volver a viajar, cuando sea seguro hacerlo, el 83% de los viajeros argentinos está con ganas de explorar placeres a la vuelta de la esquina, mientras que el 69% tiene pensado hacerlo en el futuro cercano.

En ese marco, desde Booking.com ofrecen algunas de las opciones de viajes ruteros que posee el país: el Camino de los 7 Lagos en la Patagonia, la Cuesta del Obispo en Salta, la Autovía 2 en la Provincia de Buenos Aires, entre otros destacados caminos.

El Camino de los Siete Lagos (Neuquén): es un tramo de 107 km de la Ruta Nacional 40 en la provincia del Neuquén. Dicho trayecto une a las localidades de San Martín de los Andes y Villa La Angostura y, debe su nombre a que se avistan siete lagos durante su recorrido. En el trayecto pueden verse increíbles paisajes, diferentes especies de árboles y cada curva nos permite descubrir una asombrosa vista y un paisaje espectacular en uno de los rincones más visitados del país.

La Cuesta del Obispo (Salta): es un tramo zigzagueante y empinado de la ruta provincial 33, ubicada entre el paraje Maray de la quebrada de Escoipe y la Piedra del Molino, en la provincia de Salta, conectando el valle de Lerma con el alto valle Calchaquí. Sus vistas, cardones, miradores, paisajes, vegetación y colores que van cambiando a medida que se recorre la ruta brindan un paisaje único e inolvidable.

Autovía 2 (Provincia de Buenos Aires): la Ruta Provincial 2, Autovía 2 o «Autovía Juan Manuel Fangio» cuenta con 370 km de longitud. Está construida siguiendo el trazado de la vieja Ruta Nacional 2. Desde el año 1990 está bajo la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires y es el camino de acceso que millones de argentinos utilizan para llegar a la Ciudad de Mar del Plata.