Los ómnibus de larga distancia transportaron un 80 por ciento menos de pasajeros

En el trayecto Buenos Aires Mar del Plata la merma fue del 74 por ciento.
Los ómnibus de larga distancia transportaron un 80 por ciento menos de pasajeros en Turismo. Noticia de Región Mar del Plata

Desde la Cámara Argentina de Turismo presentaron un informe que detalla el flujo de pasajeros en ómnibus de larga distancia que presenta una importante merma que explica, en parte, la situación del sector y la del movimiento turístico.

De esta forma, se conoce que la cantidad de pasajeros que viajaron en ómnibus de larga distancia este verano se redujo en un 80% en relación a la temporada anterior y la demanda continúa descendiendo. Acostumbrados a la postal de una terminal repleta de colectivos y personas en tránsito hacia alguno de los más de 1600 destinos que conecta regularmente este tipo de medio, el balance para el sector dista mucho de esa realidad.

A lo largo de nuestro país, se repite una la imagen de estaciones vacías, sin buses, o con apenas unos pocos, a pesar de que el servicio terrestre opera desde hace semanas sin restricciones para el turismo.

De los 1500 a 1800 servicios diarios que solían ingresar o partir, por ejemplo, de la terminal de Retiro durante esta época del año, hoy apenas, (por los límites establecidos por la autoridad porteña) pueden hacerlo unos 135 buses al día. Pero más allá del impacto como consecuencia de las restricciones establecidas por algunas jurisdicciones provinciales, lo cierto es que la caída en la cantidad interanual de pasajeros promedia el 80%, y en algunos destinos lo supera.

Un relevamiento realizado por la CELADI entre las principales compañías de buses evidenció una preocupante coincidencia: "Estamos, sin lugar a dudas, frente a la peor temporada estival de la que se tenga memoria", coinciden empresarios sectoriales de todo el país. Dependiendo del corredor, apenas viajaron en el último mes entre un 15% y un 25% de los pasajeros, comparado el mismo período el año anterior, poniendo en serio riesgo la supervivencia de un sector que, tras 9 meses imposibilitado de trabajar, ha consumido todo su tanque de reserva.

En el caso de los servicios que unen Buenos Aires con Mar del Plata, la baja es del 74% y a otros destinos de la costa atlántica el 75%. Vale saber que el incremento de frecuencia de trenes y la competitividad de los pasajes es también un factor a tener en cuenta, aunque esta competencia no se da en otros destinos que carecen de medios alternativos.