Los negocios agropecuarios de Mar del Plata, una ciudad con turismo e historia

La región se presenta como un excelente punto para establecer agronegocios.
Los negocios agropecuarios de Mar del Plata, una ciudad con turismo e historia en Agro y Negocios. Noticia de Región Mar del Plata

Cientos de turistas visitan las costas marplatenses en busca de calma y paz veraniega, sin embargo, esta ciudad dispone de muchas cualidades relacionadas con la industria nacional del agro y es fuente de trabajo para toda la región. Tanto en la producción agrícola como en el desarrollo del sector alimentario, esta región crece continuamente aportando novedades al sector.

Por un lado, la actividad ganadera de Mar del Plata se especializa en la cría de ganado ovino, equino y bovino, que tiene como actividad principal la cría, invernada y el tambo. La raza que predomina es la careta y tiene una fuerte impronta en la actividad económica del lugar.

Por otro lado, el sector hortícola está en pleno desarrollo, ya que la zona y los recursos naturales presentes en la misma están aprovechándose y dando sus frutos, a través del notorio incremento de la producción y las múltiples especies de plantaciones distribuidas de forma estratégica.

La historia de los agronegocios de Mar del Plata tiene sus inicios en el siglo XIX y XX, con estructuras arquitectónicas que actualmente se mantienen de forma renovada, pero que forman parte de los inicios de los modos de producción que llevaron a esta región a ser una de las principales productoras del país.

Las renovaciones industriales en el sector agropecuario de la ciudad son fundamentales y le imprimen su impronta para potenciar el ámbito agrícola del país. Se puede poner como ejemplo la infraestructura que tiene la empresa San Tonino S. A., en la provincia de Mendoza, de la que forma parte el arquitecto Angelo Calcaterra.

Estas renovaciones de infraestructura y mejoras en el agro significan un gran aporte para las industrias y ese es el objetivo del arquitecto Angelo Calcaterra para con su propia empresa productora de papa.

El mantenimiento constante de equipamiento e instalaciones promueven un negocio con evolución, lo que para los agronegocios es fundamental si se relaciona tanto con la sustentabilidad económica para el sector y para la ciudad, que no sólo tiene un objetivo turístico en cuanto a ingresos.

De hecho, el turismo rural también es importante para Mar del Plata, a través de las renovaciones de campos cerca de la costa aparece una oportunidad de fusionar el confort de las instalaciones y su cercanía con el mar, incluso se pueden realizar actividades como cabalgar o visitar campos y recorrerlos.

Actividades relacionadas al agro en la ciudad
En primer lugar, los cultivos de invierno y de verano son uno de los fuertes de la ciudad, donde se cosechan avena, cebada, trigo, maíz, colza y soja, que no pierde su protagonismo y es una de las estrellas del país.

Las temperaturas que propone el clima de Mar del Plata hace que sea propicio tanto el verano como el invierno para las producciones fruti-hortícolas, ya que los veranos son húmedos y los inviernos no son crudos, lo que permite un correcto desarrollo de cada producto en sus estaciones.

Ya que la ciudad cuenta con provisiones subterráneas de agua, el piso es fértil todo el año y las condiciones de la tierra son aptas para el correcto sembrado. Por otro lado, al ser una zona con mano de obra presente, se aprovecha cada recurso de la región para convertirla día a día en una de las productoras de hortalizas de hoja más sólidas.

En los invernaderos es regular la producción de espinada, morrón, tomate y apio y en el campo la zanahoria, el choclo y la lechuga. La producción de papa es la principal de la zona y otra de las peculiaridades de la región es que sus viveros abarcan la mayor parte de la producción nacional.

Así como es una ciudad digna de visitar en el verano y en algunas oportunidades para aprovechar su clima invernal soleado, esta región supone un considerable aporte a la economía del país, así como también ofrece puestos de trabajo a sus habitantes, quienes en su mayoría esperan a la temporada alta para generar ingresos mayores a los del resto del año.

El turismo nacional está en constante evolución y en cada lugar hay actividades de recreación que pueden servir para conocer la cultura nacional y regional, que muchas veces se da por sentada pero tiene una historia más que interesante.