Huertas comunitarias en Balcarce

Se formuló el proyecto para lograr que Organizaciones sociales y vecinos de la ciudad puedan avanzar en el cultivo de verduras para consumo en sus hogares.
Huertas comunitarias en Balcarce en Balcarce. Noticia de Región Mar del Plata

Ayer se realizó una reunión en Municipio de Balcarce con vistas a avanzar en el esquema de un nuevo proyecto de huertas comunitarias. Este tipo de iniciativa se llevó a cabo recientemente en Miramar con el fin de incentivar el autocultivo de alimentos.

Participaron del encuentro Natalia Viera, secretaria de Desarrollo Social; Ramona Palmieri y Liliania Viglianchino de la Agencia de Extensión Rural del INTA Balcarce; Cristina Cufré, de Espacios Públicos y referente del Vivero Municipal y la coordinadora del Programa "Envión", Verónica Camino.

Viera comentó que con esta acción lo que se busca es propender a la autoproducción de alimentos que servirá para paliar la crisis económica que se configuró a partir de la pandemia por el COVID-19 y el aislamiento social y obligatorio.

La funcionaria indicó que se comenzará con una huerta comunitaria que se utilizaría como un modelo o espacio de aprendizaje. El proyecto se articulará con organizaciones sociales que ya tienen experiencia en la materia y se complementará con el vivero municipal donde se va a constituir una plantinera.

"No solo queremos crear plantines en esta época del año para la huerta, sino para las de organizaciones sociales y para vecinos particulares que tengan un espacio de tierra y lo quieran aprovechar", indicó la funcionaria.

En tanto, el agregado del Programa "Envión" tiene que ver con la conciencia del trabajo y familias con vulnerabilidad social para que puedan desarrollar el concepto de autoproducción de alimentos y, de esa manera, mejorar su calidad de vida.

Por su parte, Palmieri indicó que también el proyecto se transformará en un espacio de capacitación y formación para jóvenes y familias para la autoproducción de verduras. Se van a abordar diferentes temáticas como el compostaje e incorporar al programa de alimentación saludable que se viene trabajando entre INTA y Desarrollo Social.

Por su parte, Viglianchino señaló que "se realizó un relevamiento para identificar a las familias vulnerables que no tienen acceso a internet para pactar con ellos encuentros presenciales. Con el resto de la comunidad los encuentros serán virtuales". Asimismo, expresó que se busca que la huerta sea un espacio donde diferentes instituciones puedan hacer un seguimiento de la actividad y, de esa forma, adquirir conocimientos y prácticas.