Más de 1000 alumnos se pasaron a Escuelas públicas

La crisis económica lleva a muchas familias a migrar la educación de sus hijos y abandonar las escuelas privadas.
Más de 1000 alumnos se pasaron a Escuelas públicas en Covid-19. Noticia de Región Mar del Plata

Desde que comenzaron a aplicarse las normas de Aislamiento Social se encendió una mecha que prevee una situación económica crítica que exacerba un escenario económico que desde hace años castiga a los argentinos.

Los rubros castigados por la crisis producto de las normas de Aislamiento se forman en fila en hojas que se acumulan. La situación no es fácil ya que la necesidad de contener una enfermedad que ha traído más de un centenar de miles de muertos en el mundo obliga a tomar medidas extremas.

Mientras especialistas y opinólogos debaten sobre qué es mejor si el remedio o la enfermedad tratamos de encontrarnos con una nueva normalidad juntando los restos de lo que quedó.

La reciente noticia de la posible vuelta a clases en Agosto nos enfrentaría a un panorama similar a esa vida que extrañamos, aunque por el momento no hay demasiadas definiciones de cómo será. El Ministro Trotta solo señaló que están preparando todo para el retorno de las clases presenciales después de las vacaciones de invierno, tomando las precauciones necesarias.

Con la vuelta de las Obras públicas, muchos municipios han optado por retomar las obras en las Escuelas, esperando dejar en mejores condiciones a los establecimientos educativos para cuando se dé la llegada de los alumnos.

Mientras tanto, los chicos aprenden en casa con una batería de recursos que rápidamente articuló el Ministerio de Educación que apeló a la tecnología, los medios convencionales y un esfuerzo de la planta docente que debió adaptarse rápidamente para poder dar continuidad al ciclo lectivo de la manera que sea.

El impacto fue contundente en la educación privada. La crisis económica, los recortes salariales y la falta de ingresos en gran cantidad de hogares hicieron sucumbir al sector que desde hace meses siente que muchas familias no pueden afrontar los costos que propone la educación paga.

Los datos de Mar del Plata son un referente que marca un perfil que se repite en varias urbes con mucha presencia de colegios privados. La matrícula en este tipo de escuelas, en la ciudad apenas, supera los 62.000 alumnos que se reparten en los niveles inicial, primario y secundario.

Los últimos meses, el retraso en las cuotas y la transición de alumnos de escuelas privadas a públicas que enciende las luces de alarma en una situación que se estima es el comienzo de un panorama que parece agravarse en los días por venir.

El estimado de morosidad en las cuotas de los colegios marplatenses llega al 60 por ciento. Vale saber que el promedio del valor que pagan mensualmente las familias ronda los 6.500 pesos.

Por el momento, unos 1.100 alumnos de los diferentes niveles han pedido el pase a escuelas de gestión estatal, situación que obliga a las autoridades a encontrar vacantes para brindar soluciones y asegurar la continuidad educativa de los chicos.

Los colegios privados se ven afectados por esta situación y pese a las medidas de apoyo que han surgido desde el Estado, la realidad parece agravarse con el correr de los días.

Por su parte, el Bloque de Juntos por el Cambio presentó en la Legislatura bonaerense el pedido de una subvención para las escuelas de gestión privada de la Provincia de Buenos Aires para evitar lo que avizoran como un cierre masivo de establecimientos.

Si tenés dos o más síntomas llamá al 102
Si tenés dos o más síntomas llamá al 102