Malestar por el estado de las calles en barrios de Miramar

Vecinos de barrios de la zona norte de Miramar manifiestan la imposibilidad de transitar por el estado de las calles.
Malestar por el estado de las calles en barrios de Miramar en General Alvarado. Noticia de Región Mar del Plata

En los últimos días, vecinos de diferentes barrios de Miramar manifestaron se malestar con respecto al estado de las calles de tierra. Las lluvias constantes tornaron imposible la circulación en algunas zonas de la ciudad.

El estado de las calles del Distrito es un tema común en la agenda miramarense, ya que la ciudad cuenta con unas 3.000 calles de tierra. Por otra parte, el crecimiento de la zona norte, especialmente en los barrios de Copacabana y Parque Bristol, genera que muchos vecinos se encuentren frente a los problemas que presentan las calles luego de un par de días de lluvia.

Esta vez, la situación llevó a un grupo de vecinos a manifestarse reclamando que se realicen las tareas que permitan mejoras en calles que luego de las precipitaciones de los últimos 15 días se han vuelto imposibles tanto para los vehículos como para transitar a pie.

Esta no es la única parte de la ciudad con calles de tierra, la situación se replica en otros barrios miramanreses, mientras tanto el clima no da tregua.

Desde la comuna aclaran que están trabajando en el plan presentado el año pasado, pero surgieron una serie de complicaciones que no permitieron cumplir en tiempo y forma. Las normas de aislamiento mantuvieron las canteras cerradas hasta fines de mayo, impidiendo conseguir el material necesario para estabilizar las calles. A esto se sumó la rotura de máquinas y carretones, generando un combo que nos trae a esta situación.

Pese a que algunos sectores entiendan que atrás del reclamo hay intereses políticos que aprovechan la situación, las calles están en muy mal estado, panorama al que se suman los caminos rurales.

Actualmente, el municipio se encuentra trabajando en Bristol, pero las tareas no conforman a todos. La red de calles y caminos es enorme en una ciudad que se extiende de manera desprolija y los vecinos reclaman servicios a una comuna que no cuenta con los equipos y recursos suficientes para poder abarcar semejante demanda.