Acción Marplatense presentó un proyecto referido a las Zonas Rojas de Mar del Plata

Buscan abordar la problemática de las zonas rojas, prevenir la violencia y controlar la eficacia y transparencia de los procedimientos de las instituciones del Estado.
Acción Marplatense presentó un proyecto referido a las Zonas Rojas de Mar del Plata en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

El bloque de concejales de Acción Marplatense presentó una propuesta para crear un Espacio Mixto de Participación Ciudadana para abordar la problemática de las zonas rojas de Mar del Plata. La intención es prevenir la violencia y controlar la eficacia y transparencia de los procedimientos de las instituciones del Estado.

Al respecto, la concejala Paula Mantero señaló “Los desafíos no se “trasladan”, los problemas no se ocultan como si se tratara de poner residuos debajo de una alfombra”.

De esta forma, la edil afirmó que “nuestra propuesta es un Espacio Mixto de Participación, en el cual se puedan relevar las situaciones de conflictividad, las condiciones de identidad, residencia y salud de las personas que realizan oferta sexual, y recibir testimonios directos de los vecinos que permitan determinar casos de venta de estupefacientes. En este espacio tienen que estar los concejales, los secretarios municipales, los vecinos que sufren, los fiscales provinciales y federales, migraciones, los directivos de los establecimientos educativos: todos juntos en un mismo espacio mixto”.

Ante la propuesta del oficialismo de trasladar la zona roja a la Diagonal Canosa, desde el bloque de Acción Marplatense plantearon su preocupación “las zonas rojas demandan gestión participativa y coordinada del estado. Los desafíos no se trasladan y los problemas no pueden ocultarse debajo de la alfombra” agregó Mantero.

La concejala recordó que “hace varios años que los vecinos y vecinas de las “zonas rojas” denuncian la conflictividad de las actividades, especialmente que a partir de la oferta sexual se encuentran personas desnudas en las calles, que se utiliza el espacio público para hacer necesidades y el vínculo que creció entre la oferta sexual y el narcotráfico” y agregó que “esto afecta la salud mental de los vecinos que no pueden conciliar el sueño, y más aún de niños y niñas que rechazan salir de sus casas para evitar encontrarse con situaciones que no logran comprender”.