Arquitectos en desacuerdo con la prohibición de obras privadas en Fase 3

Explican que la dinámica de la actividad no requiere un mayor uso del transporte público.
Arquitectos en desacuerdo con la prohibición de obras privadas en Fase 3 en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Ante el retorno de Mar del Plata a Fase 3, que incluye la prohibición de continuar con las obras privadas, la Mesa Directiva del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires Distrito IX señaló su disconformidad con la medida. "Somos conscientes que en Mar del Plata se ha producido un relajamiento en las conductas sociales que nos ha llevado a este retroceso de fase anunciado en el día de ayer. Tal vez una paralización de ciertas actividades por un período corto sea una buena solución para reordenar la situación y aceptamos las medidas que el gobierno local considere pertinentes".

No obstante, definen "consideramos que el sistema de fases impuesto a nivel nacional, quita la necesaria libertad que deben tener los gobiernos locales para analizar la situación particular de cada sector productivo".

Luego recordaron que "en nuestra ciudad la construcción representa casi el 10% del PBG, correspondiendo el 92% de dicho porcentual a la obra de capitales privados. Esto se debe a que acá la obra pública ha retrocedido a un triste 25% de lo que representa dicha actividad a nivel nacional. Por otra parte, nuestra localidad refleja lamentablemente el índice de desocupación más alto del país, (según el informe del INDEC Mar del Plata volvió a encabezarlo, con un 11,9% en el último trimestre de 2019) y ésta también es una particularidad que debe ser atendida".

Por otra parte, los profesionales manifiestan "nuestra actividad tiene una lógica distinta a la del área Metropolitana de Buenos Aires, donde por su extensión los operarios y todo el personal involucrado se mueven dependiendo principalmente del transporte público que es un foco de contagio ya demostrado. Aquí es sabido que el traslado, en un altísimo porcentaje, es por sus propios medios, es decir automóvil, motocicletas y bicicletas. De hecho, en su momento los empresarios del sector habían pedido por la posibilidad de trabajar con el compromiso de directamente no usar el transporte público, compromiso que entendemos puede seguir vigente. En definitiva, somos respetuosos de las decisiones de las distintas escalas de gobierno y sabemos de lo grave y cambiante que es la situación epidemiológica, pero consideramos que a esta altura del desarrollo de la pandemia no se puede continuar analizando las distintas labores productivas desde una lógica unitaria, sino que los gobiernos locales deben tener ya la posibilidad de tomar decisiones que atiendan sus particularidades. En Mar del Plata, ciudad muy golpeada por la desocupación desde antes de la pandemia, la construcción de obras privadas es un motor indispensable para su economía y las particularidades inherentes al modo de deplazamiento distinto al utilizado en AMBA deberían ser tomadas en cuenta para un pronto restablecimiento de la actividad".

Para concluir, agregan "tal como lo hicimos a lo largo de toda esta crisis, estamos a disposición de las autoridades para colaborar y aportar soluciones que contribuyan a recuperar el trabajo de la construcción".