Día de las Cocinas Populares

Buscan que se reconozca a quienes sostienen las cocinas de barrios populares.
Día de las Cocinas Populares en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

El Movimiento Evita presentó el proyecto de Ley Ramona en el Congreso de la Nación, así como también un proyecto de ordenanza en General Pueyrredon para reconocer a quienes sostienen las cocinas populares. Hoy a las 12.00, van a estar funcionando más de 15 cocinas populares simultáneamente en el marco de la acción de visibilización #DíaDeLasCocinasPopulares con la consigna «No solo es amor, es trabajo».

En el ámbito local, Roberto Tata Gandolfi, integrante de la organización y concejal del Frente de Todos presentó un proyecto de ordenanza para reconocer a quienes sostienen las cocinas populares, y para que el municipio brinde una ayuda económica en aquellos casos donde se cocina en la propia casa, con el objetivo de facilitar insumos como la garrafa de gas. A su vez, el diputado nacional del Frente de Todos y referente del Movimiento Evita, Leonardo Grosso, presentó un proyecto de ley que propone un bono de $5.000 para trabajadoras y trabajadores de comedores y merenderos comunitarios durante la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19.

El nombre del proyecto, "Ley Ramona" es un homenaje a la referente barrial de la Villa 31, Ramona Medina, quien falleció a causa del COVID-19 tras denunciar la falta de agua en su barrio. "Hay miles de mujeres en todo el país que todos los días preparan la comida para millones de personas, ellas también están en la primera linea de lucha contra el COVID-19 y creemos que merecen un reconocimiento por una labor tan esencial como la que están llevando a cabo en plena cuarentena", explicó Grosso.

Por su parte, Jorgelina Rodriguez, referente del Movimiento Evita Mar del Plata, resume lo que pasa con las más de 15 cocinas populares que coordina la organización en la ciudad "Las mujeres que sostienen las ollas populares en sus barrios permiten que vecinas y vecinos, familias completas accedan a un plato de comida calentito o una merienda rica. Sin el trabajo esencial de estas compañeras, en muchos barrios de nuestra ciudad no habría sido posible el aislamiento social obligatorio. Aclaro que ellas lo vienen realizando desde el 2016 cuando, lamentablemente, nos encontramos con una realidad difícil que nos empezaba a golpear la puerta. Cuando se decretó la Pandemia, ellas sin dudarlo se pusieron en primera línea para seguir sosteniendo las cocinas populares que triplicaron su demanda".

Las cocinas populares, son un espacio fundamental en cada barrio donde hay inseguridad alimentaria. Realizan un trabajo vital, garantizando el alimento donde falta. Tienen una tarea difícil como censar las necesidades, gestionar recursos, acopiarlos apropiadamente (los frescos, los que requieren refrigeración, en un lugar seco, etc), administrar con cuidado la mercadería, elaborar comidas sabrosas y nutritivas, preparar las raciones, ordenar las entregas, y a todo esto, sumarle las medidas sanitarias que impone la pandemia. Por lo que hay que tener en cuneta el uso de barbijos, camisolines desechables, distancia física en la realización de todas las tareas, aumentar la desinfección de superficies, cumplir los horarios de todas estas tareas para recibir mercadería, para ordenarla, para cocinar y que la comida esté a tiempo cuando las familias pasan a buscar sus viandas, sin que se genere una concentración de personas.