Demolición de la Villa Joyosa

Distintas áreas de la comuna y personal policial se encargaron de reubicar a las personas que se encontraban en el lugar y luego hacer tareas de demolición controlada de esta construcción abandonada.
Demolición de la Villa Joyosa en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Distintas áreas de la municipalidad marplatense en conjunto con policía de la Provincia de Buenos Aires realizaron ayer un operativo para la demolición de estructura ubicada en el predio de avenida Félix U. Camet y Ringuelet. La construcción denominada “Villa Joyosa”, era una casona antigua que funcionó como lugar de esparcimiento hace muchos años.

La medida fue decidida por el intendente Guillermo Montenegro por medio del decreto 1061, luego de recibir informes técnicos por parte de la Secretaría de Obras y de Defensa Civil. De acuerdo a lo informado por estas áreas, la antigua construcción presentaba “vulnerabilidad de los distintos ambientes y un notorio estado de dejadez".

También, el decreto hace referencia a la "situación permanente de personas que usurpan el espacio y han emplazado un área habitacional, precaria, donde moran en condiciones de riesgo permanente".

Desde Defensa Civil informaron con el tiempo esta construcción quedó en desuso y fue vandalizada. Producto de la cercanía con el mar y la falta de mantenimiento, la estructura se fue deteriorando generando un riesgo inminente, tanto para las personas que se encuentran allí como para las que transitan por la zona.

Luego de las tareas de reubicación de las personas, continuarán las tareas de demolición durante los próximos días.

Por su parte, desde la Secretaría de Seguridad remarcaron que el operativo tiene la finalidad de brindar más seguridad en esta zona ya que el lugar tuvo reclamos históricos de los vecinos por hechos de inseguridad y temor a posibles tomas.

Por parte de la Municipalidad intervinieron distintas áreas como Desarrollo Social que se ocupó de asistir a las personas, Defensa civil, Obras, Seguridad, Emvial a cargo de la demolición, Policía provincial, Infantería, Dirección de Rescate, la Jefatura Departamental a cargo de José Segovia y el superintendente Marcelo Larroca y también contó con la presencia del Defensor del Pueblo, Daniel Barragán.