El año del ecomerce

Los números de este año del comercio electrónico demuestran que el segmento se consolido y no encuentra techo.
El año del ecomerce en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Los resultados del pasado Hot Sale demostraron claramente que la gente adoptó el canal y que solo queda seguir creciendo. Para conocer más detalles de la semana de compras por medios digitales dialogamos con el Director de la Región Atlántica de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico Martín Orengia.

"El comercio electrónico viene creciendo de manera muy fuerte, además del impulso de que se vio con la pandemia" define Orengia, que suena entusiasmado y seguro contando detalles de un proceso que llegó para quedarse.

"En el período Pre cuarentena, desde enero al 20 de marzo, el aumento de las operaciones venía siendo del 75% en facturación y un 21% en órdenes de compras. A partir del 21 de marzo, únicamente podían comercializarse bienes esenciales y en época de pandemia aumentó la facturación 84% con respecto a cualquiera de los primeros meses del primer trimestre del año. En el caso de las empresas de bienes esenciales pasó del 2% al 12% en niveles de venta" explica el referente de CACE.

Con estos datos parece difícil seguir creciendo en una economía en crisis, pero no. "Al Hot Sale llegamos con la vara muy alta, pero fue el mejor de la historia, pese a la incertidumbre que teníamos con las ventas de turismo que suele ser el primer rubro en ventas".

Durante el Hot Sale hubo 4 millones de personas navegaron el portal oficial. Dentro de las particularidades de este año fue que Alimentos y bebidas fue el rubro que más unidades vendió, como cosmética y hogar y muebles fueron los más importantes en esta edición. En materia de facturación, el mayor rubro fue celulares y teléfonos y el turismo no tuvo un mal pasar, alcanzando un ticket promedio de 5.500.

"Más de 700 empresas se sumaron al Hot Sale, marcando la mayor participación y de Mar del Plata más de 20, fueron el doble del año pasado" agrega Martín que explica el trabajo que se realiza para seguir sumando empresas y el contacto permanente con cámaras de la región.

"La gente se acostumbró a comprar online, tanto por la facilidad como por el ahorro de tiempo. Perdieron el miedo y no va a volver para atrás, la gente no va a dejar de hacerlo" comenta Orengia que demuestra fácilmente que esto no es un hábito pasajero.