El ciber bullying parece indetenible

Al menos 30 mil personas viven con miedo por esta práctica que puede causar muertes. Cómo funciona. Herramientas para evitarlo.
El ciber bullying parece indetenible en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Según un relevamiento de la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, al menos 30 mil personas de entre 11 y 25 años viven con miedo por el ciberbullying. Más allá de las estadísticas, la licenciada en psicología Paula Vega, directora de Internet Sana de Info Lab, se refirió a cómo funciona este acoso, la ausencia de límites, las consecuencias que pueden terminar con la vida de una persona y la necesidad de una formación como ciudadanos digitales. 

Vega advirtió que si bien existe la falsa sensación de que si no hay cara a cara, no está la posibilidad de dañar, hay un montón de situaciones donde a través de comportamientos en redes sociales, aplicaciones o juegos en red se agrede, daña o acosa. 

En el caso de niños, niñas y adolescentes, puede ser más grave porque es una población que aún no adquirió ciertos recursos a nivel cognitivo y emocional. "No pueden prever estas situaciones ni encuentran los recursos para, después, poder afrontarlas. Entonces es muy importante aprender a ser ciudadano, ejercer los derechos y saber cómo cuidarnos de las agresiones que podemos recibir en el mundo virtual". 

El acoso puede ser intencionado. "Se abren grupos en instagram donde se hacen escraches, se inventan historias, se crean rumores, se agrede al prestigio de otro y esto siempre genera consecuencias". 

Sin embargo, a veces no es a propósito. "Por ejemplo: puedo compartir una foto sin mala intención. Pero las personas que aparecen pueden sentirse vulneradas por los efectos que causa que esa imagen se viralice. Capaz no les gusta la pose, la ropa que tenían puesta, cómo se veían, la situación en la que se encontraban. Ese acto que no fue adrede termina generando un acto violento para quien lo padece". 

"Muchas veces el ciber bullying tiene que ver con esto. Se inicia con una broma, un chiste, algo que parece divertido sin medir las consecuencias de quien está involucrado como víctima en esta situación", afirmó y explicó que otra forma es mediante la indiferencia, la no inclusión, no ponerle like a ninguna de las fotos de una persona. Todo eso es "muy importante para los adolescentes que necesitan ser aceptados en un grupo". 

Sin límites 

El bullying siempre existió, pero la virtualidad permite que se rompan todos los límites. "Antes quedaba en las paredes de un aula o entre el grupo de un club. Ahora se viraliza y no solo en cantidad de usuarios. La persona que es víctima se siente expuesta las veinticuatro horas, los siete días de la semana porque eso circula y sigue teniendo likes y comentarios más allá del lugar donde se encuentre y el horario". 

También se rompen límites por la dinámica de la virtualidad. "Estar mediatizado por una pantalla habilita a  decir cosas, emitir comentarios, subir videos que en el mundo físico darían  vergüenza, pudor o no se animarían a enfrentar a la persona. El no tener la reacción del otro hace que se animen a hacer cosas impunemente y esto es lo que nosotros, como adultos responsables, tenemos que trabajar. Mejorar la convivencia digital".

ciber bullyng

Hasta el suicidio

Entre las consecuencias del ciber bullying enumeró: el suicidio situaciones de estrés muy fuerte, depresión, angustia y retraimiento social. Llevan a que la persona que las padece no quiera vincularse con la gente, ir al colegio, salir a la calle porque le da vergüenza, se siente expuesto y agreden también a nivel físico porque muchas veces los retos virales que se proponen llevan a situaciones extremas que ponen en juego la salud y hasta la vida", sostuvo.

"Hay casos famosos de streamer y youtubers que han sufrido surmenage y estrés y no pueden seguir exponiendo su vida privada por los efectos que les causa el agotamiento mental, no poder tolerar que tantas personas estén hablando de la vida de uno a favor o en contra", dijo.

¿Cómo se hace para no caer en estas situaciones? "Creo que este es nuestro gran desafío como adultos responsables. Desde los medios, los papás, los educadores y los profesionales de trabajar sobre la socialización digital", indicó y añadió que en general "acompañamos a los niños y niñas en lo que tiene que ver con el cuidado en el mundo físico pero muchas veces, en el digital, esto no aparece". 

"A los niños no los dejamos ir a un espacio que no conocemos y, la primera vez que van, los acompañamos y les ensañamos cómo moverse. En una computadora les habilitamos redes sociales con muy pocas recomendaciones. Tenemos la falsa creencia de que como saben usarlo, saben cuidarse y esto no es así", afirmó. 

Por eso, es necesario crear recursos para poder detectar, por ejemplo, grooming", dijo y agregó que "todas las personas que llevan adelante acoso sexual tienen estrategias. Van  manipulando al otro desde la conquista, el enamoramiento, generan una empatía, un vínculo en donde utilizan un lenguaje donde ellos se sienten atraídos, tienen recursos para generar una confianza para, en algún momento, pedir fotos y chantajear para que le sigan mandado y extorsionarlos para que no puedan salir de esa relación" 

Ciudadanos digitales 

En síntesis, la especialista aseguró: "Los recursos que tenemos para defendernos en el mundo físico y que tienen que ver con la vergüenza, el pudor, el miedo, ser prudentes no los tenemos internalizados en el mundo digital". 

Entre las formas que se pueden trabajar estos temas, manifestó que hay que "acompañar a los niños, niñas y adolescentes en este viaje de ser ciudadanos digitales. Cuando vuelven a casa, les preguntamos qué hiciste hoy, cómo te fue en el colegio, en el club. Tenemos que incorporar a ese dialogo cómo te fue en las redes sociales, bajaste una nueva aplicación, compartiste alguna foto, cómo fue tu día en la virtualidad". 

Al ser consultada sobre los abordajes a nivel social y educativo, respondió que "muchas veces los avances tecnológicos van mucho más rápido de lo que la normativa social, las leyes, y la educación pueden adaptarse. Estamos corriendo detrás de estas cosas que nos van superando". 

"Las escuelas se van viendo obligadas a incorporar códigos de convivencia digital porque antes incumbía a la escuela lo que pasaba paredes adentro. Ahora, si hay un grupo de whatsapp y los chicos se están agrediendo también es competencia de la escuela intervenir y trabajar en eso. Tiene que ver con la educación que se recibe en ese establecimiento que es educar también para ser ciudadanos digitales".  

No obstante, todavía no hay muchos sitios especializados en esta problemática. "Si vos padeces alguna situación de ciber bullying, que siempre estuvo restringido a un espacio educativo, habría que plantearlo en la escuela. Nosotros, con la Defensoría del Pueblo, estamos trabajando, hemos hecho como un consultorio interdisciplinario para abordar estas situaciones".

"Uno puede acercarse a la comisaría de la mujer  o a una fiscalía si algo está catalogado como delito. El ciber bullying no es un delito. Hay que trabajarlo puertas adentro de la institución donde se está generando y si es algo que tiene que ver con suplantación de identidad se puede denunciar en la red social", señaló.  

Cómo colaborar con Región Mar del Plata