Fuertes advertencias sobre los riegos ambientales de la exploración petrolera

Las voces contra el petróleo offshore fueron contundentes en la Jornada del Concejo Deliberante y volvieron a encender las alarmas: a pesar de todo el proyecto sigue en marcha.
Fuertes advertencias sobre los riegos ambientales de la exploración petrolera en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

La mitad de las 236 personas que expusieron en la Jornada del Trabajo convocada por el Concejo Deliberante se expresó contra la exploración petrolera en el mar. No hubo debate aunque todos pudieron exponer su posición o la de la institución que representaban.

Los argumentos que más se escucharon contra la exploración offshore fueron la necesidad de dirigir los esfuerzos, políticas e inversiones a energías renovables y el cuidado del ambiente cada vez más castigado por el calentamiento global. Con industrias como la del petróleo no solo se generan energías fósiles si no que se siguen emitiendo gases de efecto invernadero.

Además, hasta ahora nadie ha podido precisar cuáles serán los beneficios en términos de generación de empleo e inversiones que traerá el sector petrolero a la ciudad y el país.

“Es casi inevitable pensar que habrá derrames”
El rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP), Alfredo Lazzeretti, manifestó que “hay un claro consenso internacional acerca de la influencia negativa de los combustibles fósiles, se alzan voces contra el cambio climático y se alerta acerca de la urgencia de reducir las emisiones de carbono. Entonces urge profundizar una transición energética”.

“El planeta se aproxima a un punto de no retorno y, en este contexto, esto se va a realizar frente a todo el litoral marítimo bonaerense que es el principal corredor turístico del país en base a un recurso estratégico como el mar y sus playas. Y además un lugar donde radica el principal puerto pesquero. Dos columnas fundamentales de nuestro bienestar y de nuestra gente”, sostuvo.

El rector de la Casa de Altos Estudios puso en duda el discurso pro offshore que relativiza el riesgo ambiental. “La explotación en el lecho marino a las profundidades que se van a dar entre los 900 y los 4 mil metros tienen una complejidad enorme. En la cuenca austral las profundidades no superan los 150 metros. Es casi inevitable pensar que habrá derrames y eso generará problemas en el mar y la costa”.

Más tarde, también advirtió que no hay precisiones acerca de otro de los argumentos de quienes quieren la exploración sísmica y la explotación: la generación de empleo que tanto hace falta en una ciudad que hace años sufre desocupación estructural. “Se habla de trabajo pero no sabemos cuántos puestos, cuanta gente podrá trabajar en las plataformas, cuanto servicio demandarán. Es muy incierto. Lo que es cierto es todo los trabajaos que se ponen en riesgo ante cualquier situación que pueda ocurrir”.

“¿Asumir estos riesgos para quién?”, se preguntó y respondió´: “No sabemos ni siquiera si esto será rentable. No sea cosa que el estado termine subsidiando a estas petroleras offshore”.

Lazzeretti pidió que se cambie la matriz energética de país. “Demandamos la proliferación de parques eólicos y solares en todo el territorio nacional. Pueden crear mucho empleo y no son oligopólicos. Tenemos los recursos, es fundamental explotarlos y generar una transición energética”.

El INIDEP no tomó una postura
Una voz que no se expresó a favor ni en contra fue la del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP). Marcelo Pájaro fue el encargado de hablar en representación del organismo y dio números como que el conocimiento del INIDEP se basa en más de 800 campañas de investigación.

Para el caso del petróleo offshore crearon el grupo de investigación de actividades hidrocarburíferas que produjo 11 estudios de impacto ambiental. Pájaro sostuvo que se deberá estudiar y monitorear el impacto de la actividad para poder establecer los efectos sobre el ambiente y los organismos que lo habitan y adoptar medidas de mitigación. Sin embargo, el especialista no dio ningún detalle acerca de cuál podría ser el impacto de la exploración sísmica sobre la fauna marina.

Numerosos ejemplos de los perjuicios
En cambio, el representante del Centro de Graduados de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, David Sabadin, fue contundente y abordó el tema desde “el entendimiento de un desarrollo sostenible y sustentable”.

Un concepto, según explicó, que consta de tres dimensiones generales: la ambiental, la social y la económica. “Estas grandes áreas requieren indefectiblemente un abordaje holístico. Un tratamiento coordinado entre el Estado y la sociedad orientado en un nuevo paradigma. Un nuevo modelo de sociedad de largo plazo para el desarrollo de servicios ambientales perpetuable y con sociedades integradas al medio natural”.

“La extracción de petróleo, como muchas actividades extractivistas, refuerza un mecanismo de desarrollo económico y social que no atiende a la sustentabilidad y sostenibilidad en ninguna de sus formas”, sentenció.

Respecto al impacto ambiental, el especialista sostuvo que existen numerosos ejemplos de los perjuicios en el ambiente ocasionados por la prospección y explotación petrolera offshore. “Sumado a ello es sabido que existe un 100 % de probabilidades de contaminación por derrames”.

¿Vale la pena el riesgo por un recurso en decadencia?
Sabadin brindó detalles de la zona donde se realizará la actividad petrolera, el sector norte de la Plataforma Continental Argentina. “Allí se desarrolla uno de los principales frentes productivos a nivel regional, el frente de talud argentino y un área biogeográfica única, la bioregión de Talud. Sobre la plataforma argentina se ubican dos importantes unidades biogeográficas que albergan la mayor riqueza y abundancia de especies. La argentina posee una de las plataforma continentales más grandes y con mayores riquezas y endemismo a nivel mundial”.

“¿Vale la pena arriesgar su fragmentación, pérdida o destrucción por un recurso en decadencia? ¿Es realmente imprescindible arriesgar uno de nuestros mayores ecosistemas a un negocio cuyos réditos, a su vez, impactan negativamente en el cambio climático global?”, se preguntó.

El representante de la Facultad de Exactas, quien además es Licenciado en Ciencias Biológicas y becario Posdoctoral del CONICET, precisó que para mitigar –ni siquiera detener el calentamiento global– se deben reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El científico, además, afirmó que “si todos los expertos internacionales y nuestros miembros nacionales partícipes de la gran tarea de monitorear y observar las consecuencias de las actividades antrópicas, advierten los inminentes conflictos ecológicos que se avecinan, ¿cómo puede siquiera pensarse la explotación petrolera en la plataforma continental? ¿Por qué no tomar las medidas necesarias? ¿Qué puede ser más importante que las condiciones que hacen posible nuestra existencia?”