Gastronómicos piden por la vuelta a la actividad

Trabajadores y empresarios del sector salieron a la calle para que se visualice su reclamo.
Gastronómicos piden por la vuelta a la actividad en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Empresarios y trabajadores de la gastronomía se manifestaron hoy en Mar del Plata para reclamar que el municipio y la provincia autoricen el retorno a la actividad del sector, que fue restringida hace unas semanas atrás cuando se dispuso el retroceso a la fase 3 del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Referentes sindicales expresaron a la prensa local que en Mar del Plata "se perdieron 1.200 puestos de trabajo" desde el inicio de la pandemia.

La convocatoria de los gastronómicos se inició a las 11.00, frente al Museo MAR, con un corte de la circulación en tres manos del boulevard marítimo, y con la instalación de algunas mesas y sillas sobre la calzada y carteles con la consigna "necesitamos trabajar ya".

La secretaria general de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos local, Nancy Todoroff, dijo "hemos perdido 1.200 trabajadores desde marzo hasta la fecha. La situación es desesperante, para los empleados, los empresarios y los sindicatos".

Todoroff pidió que "se autorice al sector a trabajar" bajo los mismos criterios que se aplican en la Ciudad de Buenos Aires.

La dirigente sindical señaló que el intendente Guillermo Montenegro les transmitió que la decisión final "depende de Provincia, que es la que mandó la negativa" a los pedidos realizados para la reapertura.

"Nos han rechazado todas las presentaciones que hemos hecho", dijo la representante gremial, quien aseguró que seguirán reclamando "hasta obtener una respuesta positiva".

Por otra parte, se refirió a la decisión adoptada durante el fin de semana por algunos bares, que ignoraron las prohibiciones de la fase 3 y abrieron sus puertas "Creemos que no es la forma, nos va a traer más problemas".

Por su parte, el empresario gastronómico Gregorio Magiar expuso que "si la Provincia no entiende que tenemos que trabajar, estoy convencido de que va a ser mucho peor cuando abramos".

"Tenemos la necesidad de trabajar y darle de comer a las familias, de seguir apostando al trabajo, a los códigos del trabajo", indicó el empresario gastronómico marplatense.