Hay disconformidad con la quinta hora entre los docentes

El gobierno provincial adhirió a la medida para sumar una hora de clase en escuelas primarias. Para UDOCBA "es un parche" y para SUTEBA Multicolor "no va de la mano con las necesidades reales". El SUTEBA insiste con el traspaso de "escuelas de jornada simple a jornada completa".
Hay disconformidad con la quinta hora entre los docentes en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

La provincia de Buenos Aires adhirió a la iniciativa del gobierno nacional de sumar una hora de clase en las escuelas primarias. Para eso, el gobernador Axel Kicillof y el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, firmaron un convenio y más de 650 establecimientos de gestión estatal y más de 255 mil niños y niñas se verán alcanzados por la nueva modalidad.

En Mar del Plata, no obstante, se aplicará en nueve escuelas primarias. Se trata de las número: 15, 21, 22, 25, 30, 48, 51, 67 y 71. Todos son establecimientos que cumplen con requisitos respecto de la infraestructura y que contaron con el consenso del 80% de la comunidad educativa para implementar la quinta hora.

Entre los gremios docentes se refirieron a los problemas de sobre carga laboral de los docentes, la falta de auxiliares y los problemas de infraestructura.

La secretaria general de UDOCBA, María Silvia Urdiroz, dijo "Para nosotros es un parche a una situación que produjo la pandemia. No lo vemos positivo. Queremos que Mar del Plata tenga escuelas de jornada completa en su totalidad y, sobre todo, las primarias", dijo y agregó que "en este momento hay 18 y se necesitarían muchas más porque en Mar del Plata hay 85 servicios educativos a nivel primario".

El secretario general de SUTEBA en Mar del Plata, Gustavo Santos Ibañez, recordó que su gremio históricamente planteó una medida similar "La progresiva constitución y el traspaso de escuelas de jornada simple a jornada completa. Esto implicaría que un docente pueda vivir dignamente con un solo cargo, con una jornada de trabajo que contemple todo ese proceso, ese es el horizonte por el que trabajamos".

Al ser consultado sobre qué piensan los trabajadores, Ibañez señaló que "en la provincia de Buenos Aires la conversión a la quinta hora es optativa. Entonces cada comunidad debe llegar a un consenso por escrito de los trabajadores, equipo directivo y padres de que lo aceptan. La implementación se circunscribe a escuelas primarias para reforzar el aprendizaje en lengua, matemática y ciencias y en escuelas de jornada simple".

Por su parte, Nadia Martin, representante de la SUTEBA multicolor, fue contundente y declaró que la medida "no va de la mano con las necesidades reales que estamos teniendo en la educación".

Martin describió que la política terminará en un mayor deterioro de las condiciones laborales. "Muchas maestras aceptan la quinta hora porque es un refuerzo a su economía en este contexto en que los salarios no alcanzan. Pero la mayoría de los maestros trabaja doble cargo o lo necesitaría para llegar a fin de mes y eso significa unas diez horas de trabajo diarias".

"Escuchamos mucho que hay cansancio y diez horas frente a un aula es una recarga laboral increíble porque se le suma que muchísimas escuelas están con aulas súper pobladas con más de 30 chicos amontonados que no entran. Por eso hay una necesidad urgente de preceptores en ese nivel", señaló.

Falta de personal
Según Martin, el sistema educativo tiene otras deficiencias que parecen básicas. "También está ocurriendo que nos faltan auxiliares y con la quinta hora tendríamos una diferencia entre entrada y salida de turno mañana y turno tarde de quince minutos. Con una superpoblación de estudiantes, sin preceptores, docentes con sobre carga laboral para poder llegar a fin de mes. Todo esto no está hablando de una mejora educativa. Cantidad de horas no es calidad".

Urdiroz destacó que la implementación puede representar un trastorno para las familias y para las y los trabajadores mientras que Ibañez reconoció que un mayor nombramiento de personal auxiliar es una de las cuestiones que se reclama. Sin embargo, indicó que "la situación no es la misma que en otros años. Eso no significa que los problemas estén totalmente resueltos, existen cuestiones a resolverse de manera urgente".

La infraestructura sigue siendo una deuda
Otra de las falencias que viene mostrando el sistema educativo en las últimas décadas y no pasó desapercibida al abordar la quinta hora es la del estado de las escuelas. Urdiroz manifestó que "se implementará en solo nueve escuelas porque no hay condiciones de infraestructura para poder hacerlo".

Si bien marcó que en Mar del Plata se ha hecho mucho, advirtió que es un partido muy grande. "La provincia tiene casi 400 servicios educativos y en muchos falta mantenimiento y en otros falta hasta la escuela como en el caso de la secundaria 38 que si bien ya se compró el edificio falta la parte de puesta a punto".

El titular de SUTEBA marcó algunas diferencias. "El gobierno bonaerense ha construido cien escuelas nuevas (N de la R: ninguna en Mar del Plata), además de la ampliación de aulas y refacciones. Esto no significa que el problema de infraestructura escolar se ha resuelto. Mar del Plata es un distrito muy grande en donde la desinversión y el recorte de parte del gobierno de Vidal (N de la R: María Eugenia 2015-2019) implicó que llegáramos a un estado de emergencia en las escuelas de Mar del Plata".

Como ejemplo puso que en 2018 y 2019 más del 50% de las escuelas tenían problemas estructurales de calefacción y este invierno hubo solo cuatro escuelas con problemas. "Hay una fuerte inversión".

Más allá de eso, tanto Ibañez como Urdiroz coincidieron en la crítica al gobierno del intendente Guillermo Montenegro porque el dinero que recibe por el Fondo de Financiamiento Educativo "no se está usando para las escuelas sino para pagar sueldos". Estamos llevando jornadas de trabajo en el concejo para señalar eso: el municipio recibe dinero y no lo pone en escuelas provinciales ni municipales".

El salario
Para la referente de SUTEBA multicolor, habrá una mejora educativa si hay salarios iguales a la canasta familiar, se termina con los cursos superpoblados, se implementa el cargo de preceptor en primaria y si se construyen escuelas.
A su vez, criticó el método de consulta para implementar la quinta hora. "Fue nefasto. A través de watsapp en una grilla. Preguntaban si o no y a las familias se les consultó por nota".

Ibañez también se refirió a los sueldos. "La retribución está dentro de la normativa del acuerdo paritario tanto para los directivos como para los docentes que extienden su horario de trabajo. Se contemplan todos los ítems y lo financia el gobierno nacional", dijo y explicó que la quinta hora redundará en una retribución de 20 mil pesos en el caso de un maestro de grado y de poco más de 26 mil para los miembros del equipo directivo.

Es difícil discutir la medida del gobierno de Kicillof porque sería valorar una hora más de clases como algo negativo. Sin embargo, de las visiones de los diferentes gremios queda claro que quizás la medida del gobierno no es lo más urgente para un sector que lleva mucho tiempo castigado y postergado.

Cómo colaborar con Región Mar del Plata