Impacto de la situación económica en Mar del Plata

Llevaron a cabo un estudio para describir de qué forma y en qué medida los ciudadanos modificaron sus comportamientos para afrontar la coyuntura económica y qué estrategias adoptaron para administrar sus ingresos
Impacto de la situación económica en Mar del Plata en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

El Observatorio Universitario de la Ciudad de FASTA, presentó los resultados de un nuevo informe sobre "Percepción de la situación económica de los marplatenses". El mismo, está destinado a conocer los hábitos de ahorro, consumo y la situación laboral de los habitantes de la ciudad de Mar del Plata.

Entre algunas de sus conclusiones, el estudio describe qué hacían y qué dejaron de hacer las personas por razones económicas. La actividad mencionada con mayor frecuencia fue viajar y salir de vacaciones (28%), en segundo término comprar ropa o calzados (26%), después realizar actividades recreativas de ocio y esparcimiento (21%), seguido por almorzar o cenar afuera (17%), hacer actividad física paga (5 %) y por último, cambiar el auto o limitar su uso (3%).

Otros resultados obtenidos demuestran que el 75,6% de los encuestados declaró haber tenido dificultades para cubrir sus gastos mensuales durante el último año. La cifra es 6 puntos menor a la registrada en 2020, lo que sugiere una ligera mejoría con respecto a la situación registrada durante el período de confinamiento establecido por la pandemia de COVID-19. Asimismo este año se observó que los que señalaron no haber llegado a fin de mes representan el 23,5% de la muestra, es decir, un 15% menos que en 2020. Además un 52% dijo haber llegado a fin de mes pero privándose de comprar bienes y/o servicios. Finalmente, el 24,4% afirmó llegar bien a fin de mes, mejorando en 6 puntos el resultado del año 2020.

Entre los encuestados que aseguraron no haber llegado a fin de mes con sus ingresos corrientes, el comportamiento más habitual (mencionado con una frecuencia del 52%) consistió en haber utilizado dinero ahorrado, seguido por el de haber solicitado dinero prestado a familiares o amigos (35%). Otras estrategias consistieron en ganar dinero o realizar trabajos extra (29%), empeñar o vender algo (18%) o hacer el pago mínimo de las obligaciones (17%). Asimismo, fueron mencionadas con menor frecuencia la decisión de solicitar un crédito formal (12%), haber realizado gastos al descubierto (5%), haber requerido un préstamo o adelanto de sueldo del empleador (4%) y haber tomado un crédito informal (1%). Se observa que el orden de respuestas obtenidas es muy similar al del 2020.

Al igual que en 2020, entre los comportamientos asumidos frente al aumento de precios, uno de los más mencionados por los encuestados consistió en caminar para encontrar un mejor precio (53%). Con la misma frecuencia aparece también la estrategia de comprar en días de descuentos, que creció casi el doble respecto a 2020, impulsado por el auge de las billeteras virtuales. En segundo lugar (45%) se ubica la opción de comprar y/o consumir menos.

Además, el 61,6% de los encuestados (6 de cada 10 personas) aseguró no haber podido ahorrar durante el último año. Entre los que no pudieron ahorrar, el 14% afirmó haberse endeudado para poder financiar sus gastos. Al segmentar las respuestas por ocupación se observa que la mayor cantidad de individuos que no pudieron ahorrar se encuentra entre los jubilados (78%), los comerciantes (71%) y las amas de casa (70%). El grupo ocupacional que más indicó haberse endeudado fue el de los autónomos (32%). Por otro lado, entre los que indicaron tener mayor capacidad de ahorro figuran los docentes (62%), los autónomos (57%) y los profesionales (55%).

Además, entre los encuestados que se autodefinieron como ocupados, el 49,6% consideró como nada probable perder su empleo en los próximos meses. Por otro lado, casi cuatro de cada diez encuestados señalaron como poco probable (37,8%) o muy probable (1%) perder su trabajo, expresando así distintos grados de incertidumbre sobre su futuro laboral.

Mientras que entre aquellos encuestados que se autodefinieron como desocupados, sólo el 14,6% consideró como muy probable encontrar empleo en los próximos meses. En esta muestra, casi seis de cada diez encuestados señalaron como poco probable (45,8%) o nada probable (10,4%) obtener un empleo.

El estudio "Percepción de la situación económica de los marplatenses" fue desarrollado en base a encuestas presenciales realizadas durante el mes de junio entre personas mayores de 18 años residentes en la ciudad de Mar del Plata.