La UCIP define su postura frente a un posible retroceso de fase

La entidad que agrupa a empresas marplatenses también llama romper con el antagonismo entre la economía y la salud.
La UCIP define su postura frente a un posible retroceso de fase en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

La Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata alerta sobre las versiones que circulan sobre un posible retroceso de fase o de implementación de mayores restricciones (de fase 3 a fase 1) en la comercialización de los sectores productivos pymes.

"Ello significaría un impacto muy negativo para el sector pyme del Partido de General Pueyrredon, que se encuentra muy golpeado económicamente y por consiguiente para toda la comunidad que se está quedando sin recursos para seguir atravesando esta situación que conlleva a la inactividad de los sectores productivos, y de la cual después de 6 meses, no se ha podido recuperar la actividad económica" exponen desde UCIP.

Por otra parte, desde la entidad explican que la desocupación en Mar del Plata ha alcanzado niveles sorprendentes, expresado en el 26 por ciento de desempleo "debe ser interpretado como la alarma que indica que el cierre de locales, el freno de las líneas de producciones en las industrias y las restricciones en el trabajo de las producciones intensivas ya no son medidas que se pueden adoptar en nuestra localidad".

Frente a esta situación, solicitan que se mantenga el control en la ciudad sin aumentar las restricciones al comercio, y se pueda seguir trabajando con bajo estrictos protocolos.

"No se puede continuar con el cierre de comercios y la destrucción de puestos de trabajo. Debemos señalar como necesario extremar el control de la salud y el cuidado de la economía. Ambos aspectos deben ser complementarios y no antagónicos para lograr el equilibrio comunitario deseado. Hay que aprender a convivir con el covid-19 hasta implementar su vacuna" agregan desde UCIP.

Al concluir el reciente comunicado emitido por la agrupación empresaria, reiteran el pedido de permitir a los comercios minoristas que puedan ingresar los clientes de a una o dos personas al interior del local para adquirir el producto. También reclaman que se evite que los comercialicen productos que estén fuera de su rubro específico.