Mar del Plata retrocede a Fase 3

La última escalada de casos hace que la ciudad se replantee el plan de aperturas que llevaba adelante.
Mar del Plata retrocede a Fase 3 en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Las cifras de contagios de los últimos días llevó a tomar esta decisión de cambio a Fase 3, que era una de las variables que manejaba la comuna marplatense.

La situación que atraviesa la ciudad es preocupante en cuanto al rápido crecimiento de casos, aunque la capacidad de las terapias intensivas no es un factor que inquiete por el momento.

Uno de los principales inconvenientes es la falta de profesionales de la salud, que por ser uno de los sectores más afectados se evidencia la carencia de personal. Según aseguró la secretaria de Salud comunal, Viviana Bernabei, el intendente Montenegro, mantuvo una comunicación con el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, para evaluar "la posibilidad de traer médicos intensivistas" a Mar del Plata, debido a la "criticidad respecto de la disponibilidad del recurso humano especializado".

Según los datos del Municipio, desde el inicio de la emergencia sanitaria por la Covid-19, más de 300 trabajadores de la salud resultaron positivos en coronavirus en el distrito, y cerca de 150 de esos casos ocurrieron en agosto, el mes más crítico hasta el momento, en el que el partido sumó 1.942 nuevos contagios.

Por otra parte, la titular de Salud aseguró que la comuna y las autoridades de la Zona Sanitaria VIII reforzaron el pedido a las clínicas privadas para "trabajar en forma conjunta", y en ese sentido aseguró que están disponibles "200 habitaciones en ocho centros extra hospitalarios, para que se puedan derivar pacientes sospechosos y no estén ocupando camas de internación a la espera de un resultados de laboratorio".

Este nuevo escenario, haría que se restrinjan las salidas recreativas y llevaría al cierre de negocios que habían logrado reabrir sus puertas, como gimnasios, shoppings y la venta al por menor de algunos productos. La medida busca descomprimir el sistema de salud y replantearse una estrategia diferente.