¿Hasta cuándo habrá agroquímicos en el agua de las escuelas

A un año de que se conociera que hay glifosato y otros compuestos en escuelas de la ciudad ni siquiera se han hecho estudios para verificar la situación. Una problemática que afecta a municipios de la provincia y el país.
¿Hasta cuándo habrá agroquímicos en el agua de las escuelas en General Pueyrredon. Noticia de Región Mar del Plata

Hace poco más de un año se conocieron los estudios del Grupo Aguas de la UNMDP que comprobaron que hay glifosato y otros agroquímicos en el agua de escuelas de la ciudad. Se trata de la EEP 8 ubicada en el kilómetro 16 de la ruta 226 (El Coyunco) y de la EES 50, EES 46 y el Jardín 918 cuyo establecimiento está en el barrio Gloria de la Peregrina.

Sin embargo, no ha habido ningún tipo de solución de parte de ninguna de las autoridades de la municipalidad, OSSE, el Consejo Escolar ni el Concejo Deliberante. No han respondido al reclamo de las escuelas y tampoco al de la Campaña por el Agua Limpia en las Escuelas que agrupa a comunidades educativas de más de 20 municipios de la provincia de Buenos Aires.

La contaminación que se detectó en Mar del Plata existe también en Lobos donde encontraron 11 agrotóxicos distintos en el agua subterránea, informaron desde la Campaña. En Tandil fueron 16 y 15 en el suelo de 15 escuelas. En La Matanza una escuela informó un caso de intoxicación por Glifosato de una familia entera y en Exaltación de Cruz encontraron presencia de agrotóxicos en el agua de red. Y esos son solo algunos ejemplos.

La semana pasada hubo una manifestación en todos los distritos. En Mar del Plata tuvo lugar en el monumento a San Martín y se realizó junto a la Asamblea por un Mar Libre de Petróleo. Todos reclaman lo mismo: que se hagan los estudios de manera oficial.

Nadia Martin es docente y trabaja en la escuela 50 de Gloria de la Peregrina, la escuela Agraria y la 68, ambas en Laguna de los Padres y dice que el problema del agua está desde que ella entró a las escuelas de la zona del cordón frutihortícola hace diez años.

Todo se soluciona con bidones que el personal de las escuelas debe ir a buscar al Consejo Escolar. Ni ese organismo ni OSSE, cuenta Nadia, han hecho el estudio químico para detectar metales pesados y agrotóxicos.

"Hace años venimos pidiendo los estudios del agua en las escuelas rurales. Los necesitamos no solo por las fumigaciones sino por la escuela que está cerca del basural por ejemplo. Y tienen que hacerse todos los años porque asisten miles de chicos en toda la provincia", explicó.

La docente sostuvo que "nadie quiere hacerse cargo de lo que ocurre en las zonas rurales", no se puede tomar agua de la canilla en las escuelas y nadie sabe bien por qué porque no se verifica lo que ocurre. "Recién el año pasado tuvimos al Grupo Aguas y por fin alguien comprobó lo que hace diez años estamos diciendo".

"Naturalizamos que no se puede tomar agua en las escuelas pero alguien se preguntó qué está pasando porque los chicos viven al lado de las escuelas y en su casa toman agua dijo y agregó: "Lleva mucho tiempo este trabajo de denuncia. Pasan los consejeros escolares, las autoridades de jefatura distrital, los intendentes, los gobiernos y todos nos dicen no sabía".

Tras aclarar que la situación se repite en todos los municipios, señaló que "necesitamos en lo inmediato algún sistema de tanques para poder abrir la canilla y cargar agua potable para tomar. Después hay que empezar a hablar del agua potable, la forma de producción pero mínimamente una cisterna donde la gente pueda ir y sacar agua potable".

SUTEBA Multicolor, que es una línea del sindicato docente que se opone a quienes lo conducen, apoya la campaña. Las autoridades del histórico gremio que conocen la situación no se han expresado ni tampoco han acompañado a las comunidades que exigen respuestas.

Mar del Plata contaminada
La discusión pública por las fumigaciones en Mar del Plata comenzó antes del año 2008 cuando se aprobó la primera ordenanza. Hubo denuncias de fumigaciones y de problemas de salud por la exposición a agroquímicos en barrios como 2 de Abril y Félix U Camet en el Noreste, Playa Los Lobos y Santa Isabel en el sur -en diciembre se detectaron agrotóxicos en el agua de Playa Serena- , Gloria de la Peregrina en el oeste, Parque y Valle Hermoso en el sudoeste y la lista podría continuar.

En 2013 el Concejo Deliberante derogó la ordenanza 18740 de 2008 que establecía que se no podía fumigar a menos de mil metros de los centros urbanos. La reemplazó por la 21296 que permite fumigar a 100 metros de escuelas o centros de salud. Un año más tarde la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires dictó una medida cautelar que impide fumigar a menos de mil metros de núcleos poblacionales. Pero ni el municipio ni la policía bonaerense lo controlan.

Las omisiones son enormes. Tampoco hay datos oficiales. En estos catorce años, la municipalidad no cuenta con un registro de los agrotóxicos que se utilizan en la ciudad y tampoco ha hecho estudios epidemiológicos sobre la población que vive en los barrios con campos linderos. Es decir, los vecinos y vecinas más expuestos.

Nadia advirtió que "tenemos que generar conciencia. Seguimos consumiendo el agua, el aire y los alimentos contaminados y eso llega a la ciudad. No es solo un problema de las escuelas rurales. Es un sistema de producción que afecta a todos".